Se realizan diversas formaciones a fin de ampliar conocimientos con respecto a los materiales que maneja el personal sanitario.

El servicio de Abastecimiento del Hospital Provincial Neuquén Dr. Eduardo Castro Rendón asegura los insumos necesarios para realizar las diferentes prácticas médicas en el nosocomio. El personal se capacita con el fin de ampliar conocimientos con respecto a los materiales que manejan diariamente.

Sandra Ortega, licenciada en Instrumentación Quirúrgica, integra el equipo de trasplante renal del HPN,  está a cargo del servicio de Abastecimiento desde el 2019, que depende del departamento de Administración del HPN. Al respecto manifestó que es importante que el personal conozca la importancia que tiene cada insumo para los servicios donde van a ser entregados y el cuidado que hay que tener con ellos, por eso inicié un proyecto y para esto me contacté con el doctor Jorge Ninno de Docencia e Investigación y él me dio el apoyo para llevarlo adelante”.

Desde el año pasado a la fecha ya se han realizado siete capacitaciones, todas en el Aula de Docencia del HPN, abordando diferentes temáticas como por ejemplo sobre componentes de sutura en quirófanos, “seguimos con la parte respiratoria todo lo que es terapia, antisépticos, consultorio de curación de heridas, catéteres, también dimos una capacitación sobre consumos de provisiones anuales y formularios que le brindamos a enfermería, y además en la última capacitación vino un proveedor que nos habló sobre catéteres centrales y periféricos, siempre que hicimos algo fue para nosotros y también invitamos a otros servicios que estuviesen interesados, las capacitaciones nos han sido de mucha utilidad”, dijo Ortega.

“Para cada capacitación convocamos a los jefes de servicios de los lugares donde se utilizan los insumos más importantes, de los sectores críticos, en cuanto a lo que es respiratorio, anestesia, atención de pacientes diabéticos, con terapias de adultos y pediátricas, neonatología, porque realizamos pedidos y recibimos insumos muy importantes que se utilizan en esos servicios, desde los cables para los monitores hasta circuitos para los respiradores y  cirugías mini invasivas, manejamos insumos biomédicos y quirúrgicos”, dijo la jefa del servicio de Abastecimiento.

Un trabajo diario en equipo con guardias pasivas

El trabajo del servicio es de lunes a viernes de 8 a 16, “aunque tenemos guardia pasiva para casos de urgencias de los sectores críticos como los quirófanos, de las terapias y de neonatología, que puede suceder que les falte algo un sábado, un domingo o un feriado, siempre estamos atentos a las necesidades” dijo Ortega.

Entre la jefatura, operativos y administrativos son 9 personas que trabajan en Abastecimiento del hospital, “para nosotros capacitarnos es importante, por ejemplo tenemos dos integrantes del equipo que en estos últimos años se formaron en radiología”, dijo Ortega.

“Trabajamos dividiendo tareas, uno se ocupa de limpieza y librería, otro de insumos biomédicos, del stock, de recibir lo que llega del depósito central de la Subsecretaría de Salud, otra que se ocupa junto a mí de los especiales que es la parte quirúrgica, y los operativos que reciben el pedido, lo preparan y lo hacen llegar a los diferentes servicios del hospital”, aseguró la jefa del servicio y agregó “más allá de que cada uno cumple una función específica, todos tenemos conocimientos generales sobre lo que se maneja, este lugar es abastecimiento de insumos y nosotros somos trabajadores de salud”.

Gestión de insumos

Sandra Ortega comentó que “los pedidos de los elementos biomédicos se adquieren a través de licitaciones que se hacen en la Subsecretaría de Salud y de las cuales nosotros  participamos, desde ahí se trabaja el consumo que vamos a tener durante el año de todos los insumos biomédicos, descartables, también de insumos quirúrgicos, y además se realizan pedidos para cirugías determinadas que no se hacen habitualmente, neurocirugía infantil, el servicio de hemodinamia, cardiovascular” y agregó “también desde aquí salen los pedidos de compras para el hospital en cuanto a librería y una parte de limpieza”.

“Cada pedido que hacemos es acompañado por los diferentes departamentos del hospital antes de enviarlos a la subsecretaría de Salud, donde ellos nos autorizan los insumos que solicitamos y de ahí va luego de su aprobación al Depósito Central de Salud y dos o tres veces por semana nos traen lo que solicitamos, lo recibimos y los distribuimos en los diferentes servicios”, dijo Ortega.

El personal se capacita con el fin de ampliar conocimientos con respecto a los materiales que manejan diariamente.