Será el primer municipio del interior de la provincia en iniciar el proyecto a través del Plan de Suelo Urbano, que gestionó ADUS-IPVU ante el gobierno nacional.

El próximo 17 de octubre iniciarán en Aluminé las obras para generar 145 lotes con servicios. El proyecto incluye redes de agua, electricidad, alumbrado público, gas y obras viales, y se financiará con fondos provinciales y nacionales, a través del Plan Nacional de Suelo Urbano (PNASU).

El anuncio fue realizado este miércoles por el intendente Gabriel Álamo, el intendente electo, Diego Victoria, el vicepresidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Ricardo Fernández, y funcionarios, arquitectos e ingenieros del organismo provincial de vivienda.

Durante el acto se informó que la empresa adjudicada para ejecutar los trabajos ya recibió el primer anticipo financiero y destacaron que el inicio de las obras coincide con el fin de la veda climática. La iniciativa cuenta con un presupuesto de más de 284 millones de pesos. Desde el IPVU se informó que el objetivo es generar lotes aptos para la posterior construcción de viviendas.

El intendente manifestó que «este anuncio es muy importante en la vida institucional de Aluminé, porque entendemos que esta es la manera en que el Estado debe ir creando lotes con los servicios, para que las familias puedan construir sus viviendas, puedan acceder a sus lotes con este programa y una vez asentado tengan calles para acceder, tenga agua, tenga electricidad. Y eso está sucediendo ahora, para nosotros era muy importante encontrarnos con ustedes para contarles todo el proceso que hemos recorrido».

Para finalizar destacó que, en este primer programa de Suelo Urbano, «entraron 12 municipios y Aluminé fue el primero que logró la aprobación del proyecto y el primer municipio que iniciará las obras» y luego agradeció a los equipos técnicos del municipio, a los del IPVU y a las autoridades del organismo provincial por el avance.

Por su parte el vicepresidente de ADUS-IPVU, Ricardo Fernández, señaló que «es importante que las nuevas autoridades continúen con estás políticas y es fundamental el compromiso del municipio para que nosotros podamos gestionar los recursos provinciales o nacionales para realizar las obras».

En ese sentido destacó el rol activo del ejecutivo municipal en la gestión de soluciones habitacionales y recordó que el pasado 25 de septiembre se firmó un convenio con la Secretaría de Integración Socio Urbana (SISU) de la nación, para ejecutar obras de servicios públicos y viales en el barrio Intercultural de Aluminé, que prevé una inversión de más de 625 millones de pesos.