Se trata de la primera experiencia en el hospital de San Martín de los Andes. La leche materna es el alimento más completo para el desarrollo de una niñez saludable.

El ministerio de Salud informó que en el hospital Ramón Carrillo alimentaron a un recién nacido con leche humana pasteurizada. Se trata de la primera experiencia en el establecimiento de San Martín de los Andes.

Tras el nacimiento, la mamá fue trasladada a un centro de mayor complejidad, mientras que el equipo de salud priorizó su alimentación con leche materna. Para lograrlo, fue fundamental el trabajo coordinado con el Centro de Lactancia Materna de la Clínica Chapelco –que forma parte de la Red de Leche Humana del Neuquén– y el trabajo del equipo de salud en el hospital para garantizar las condiciones de fraccionamiento.

Alejandrina Parra, licenciada en enfermería del área de Maternidad e Infancia del Hospital Ramón Carrillo y promotora de la Lactancia Materna, comentó que “se trabaja en la creación de un Centro de Lactancia Materna en el hospital y por eso estamos capacitados para poder adaptar un espacio, realizar el fraccionamiento y alimentar al recién nacido con leche humana pasteurizada”.

San Martín de los Andes cuenta con un Centro de Lactancia Materna en la Clínica Chapelco, que fue inaugurado en mayo de este año y forma parte de la Red Provincial de Leche Humana; es decir que recibe donaciones de leche materna y las envía a pasteurizar al Banco de Leche Humana del Neuquén –ubicado en el Hospital Cutral Co-Plaza Huincul– y al mismo tiempo, recibe leche humana pasteurizada para recién nacidos que tengan la indicación médica de ser alimentados con leche materna.

Parra indicó que el bebé se encuentra muy bien y está al cuidado del equipo de salud y familiares, y destacó que alimentar a un bebé con leche humana pasteurizada, mientras espera la recuperación de su madre, “motiva al equipo de salud a continuar capacitándose en manejo de leche humana y favorece la donación de leche materna, porque muchas mamás están consultando por el tema”.

La licenciada en enfermería dijo que “la logística estaba armada, por eso se cumplió con todos los procedimientos y normas vigentes” y concluyó: “Esto nos da impulso”.

La red de salud se hace visible en estas acciones. Los establecimientos públicos se vinculan entre sí permanente; mientras que los establecimientos privados se suman para trabajan a la par en beneficio de la comunidad.

En este caso se ve el fortalecimiento de Maternidad e Infancia, uno de los ejes del Plan Provincial de Salud 2019-2023, fuertemente potenciado desde la estrategia “Primeros 1000 Días – Tu Salud, nuestro futuro”.

Se trata de la primera experiencia en el establecimiento de San Martín de los Andes.