Se concretó la semana pasada en Zapala bajo la coordinación del ministerio de Salud. En los últimos tres años se distribuyeron en los hospitales públicos de las distintas Zonas Sanitarias de la provincia 3880 implantes y 750 en lo que va de 2018.

El ministerio de Salud organizó recientemente en Zapala una jornada sobre consejería, colocación y extracción del Implante Anticonceptivo Subdérmico. Participaron 40 trabajadores de ese ministerio vinculados con la salud sexual y reproductiva. Durante la actividad se colocaron 10 implantes.

La jornada fue el viernes 29 de junio y se dividió en etapas. La primera y segunda se desarrollaron en el auditorio de la Radio LRA 17 Nacional Zapala; y la tercera en los consultorios externos del hospital Jorge Juan Pose de Zapala.

El referente del departamento Salud Sexual y Reproductiva, Eduardo Balestrino, comentó que la capacitación abarcó a médicos especialistas en medicina general, tocoginecología y obstetricia de Zona Sanitaria II. “Estos profesionales –dijo– atienden a mujeres embarazadas, con una gran orientación puesta en la consejería sobre métodos anticonceptivos y la prevención tanto de los embarazos no deseados como de las Infecciones de Transmisión Sexual”.

Recientemente el ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez, firmó una orden de compra por 1,5 millones de pesos para que la provincia adquiera Implantes Anticonceptivos Subdérmicos y sean destinados a los hospitales.

Balestrino comentó que “desde su introducción en nuestra región hace tres años y hasta la actualidad, llevamos distribuidos en toda la provincia un total de 3.880 implantes” y agregó que “se evaluaron los resultados obtenidos en base a los registros obtenidos de datos estadísticos del subsector público de la totalidad de partos y el porcentaje producido en la población menor a los 20 años, y se corroboró que no solo se ha logrado disminuir el número total de partos a partir del año 2016, sino que además, se redujo el porcentaje de embarazos adolescentes”.

Durante estos tres años se distribuyeron en los hospitales públicos de las distintas Zonas Sanitarias de la provincia 3880 implantes: en el 2015 se entregaron 639; en el 2016 fueron 591 dispositivos; en el 2017 se distribuyeron 1900; y en lo que va del 2018 se han entregado 750 implantes.

En la formación se proporcionaron conceptos teóricos sólidos, basados en el conocimiento concreto del implante, sus indicaciones y contraindicaciones. En la segunda instancia se realizó un entrenamiento de colocación del Implante Anticonceptivo Subdérmico en brazos simuladores, tipo maqueta con una textura muy similar a la piel humana. Una vez cumplida esta etapa, los profesionales estaban capacitados para realizar la inserción del implante en usuarias del método, quienes habían recibido previa consejería y se les había ofrecido esta opción. Para finalizar, colocaron 10 implantes en los consultorios del hospital local.

El Implante Anticonceptivo Subdérmico es uno de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC–Long Acting Reversible Contraceptive) junto al Dispositivo Intrauterino – DIU, el Sistema Intra Uterino–SIU, y el Anticonceptivo Inyectable Trimestral. Este innovador método anticonceptivo es seguro, eficaz y por sobre todas las cosas independiente de la usuaria. No previene Infecciones de Transmisión Sexual, y es gratuito en el Sistema Público de Salud.

En Argentina el implante se introdujo en el año 2015 a través del programa de Salud Sexual y Reproductiva del ministerio de Salud de la Nación, y se comenzó a distribuir a todas las provincias, indicado y orientado a la población de mujeres jóvenes entre 14 y 24 años, que hayan tenido o no un evento obstétrico (parto, cesárea o aborto), y que no desean buscar un embarazo en los próximos tres años, ya que es la duración del efecto anticonceptivo.

De acuerdo a las estadísticas, en el año 2015, se registró en el Sistema Público de Salud un total de 6.294 nacimientos en la provincia de los cuales 1.293 partos fueron en adolescentes; en el 2016 fueron 4204 nacimientos siendo 786 partos en adolescentes; y el año pasado –2017– se registró un total de 5.005 nacimientos, de los cuales 872 partos, correspondieron a la población adolescente, lo que equivale una significativa reducción.

“Estas cifras reflejan el trabajo constante y la implementación de medidas de prevención adoptadas por el programa provincial Salud Sexual y Reproductiva, entre ellas las consejerías, la distribución de métodos anticonceptivos y la incorporación del implante”, resaltó Balestrino.

Participaron de la actividad Natalia Gogliormella, representante de la dirección del programa de Salud Sexual y Reproductiva de Nación; Nadia Mendoza, del Laboratorio Beta; y Florencia Salesi, médica tocoginecóloga e instructora.

¿Cómo se coloca y cómo funciona?

El implante es una pequeña varilla de plástico, de tipo blanda y flexible, que mide cuatro cm de longitud y dos mm de diámetro, que contiene 68 miligramos del principio activo etonogestrel, con una duración del efecto anticonceptivo de tres años a partir de su inserción.

Esta varilla viene contenida o precargada dentro de un aplicador que permite la introducción del implante de una manera correcta y segura, bajo la piel de la cara interna y superior del brazo de la usuaria, preferentemente del lado menos hábil.

Una vez introducido debajo de la piel, una pequeña cantidad de etonogestrel se comienza a liberar, de manera gradual y continua hacia el torrente circulatorio.