Se trata de canchas para la práctica de distintas disciplinas deportivas que se construyeron en un predio de diez mil metros cuadrados contiguo al estadio ubicado en el Oeste de la ciudad.

La ciudad de Neuquén ya cuenta con un nuevo espacio para la práctica deportiva. Está ubicado al lado del estadio Ruca Che y dispone de canchas de fútbol 5, handball, básquet, vóley, tenis y badmington. Además, posee dos campos pequeños destinados a básquet y vóley, y un circuito de recorrido peatonal de prácticas saludables.

Según se informó, una vez instalados las barandas y los zócalos desmontables correspondientes, se podrá contar con canchas para hockey sobre patines y patín artístico.

El playón multifunción totaliza más de diez mil metros cuadrados y además de la práctica deportiva permitirá la realización de espectáculos culturales o su utilización como estacionamiento cuando el estadio Ruca Che sea el espacio elegido para esos eventos.

Todo el complejo estará protegido por un cerco perimetral  y dotado de iluminación para que se pueda usar durante las 24 horas. En una segunda etapa se construirán edificios e instalaciones como sanitarios, depósitos, administración, vigilancia, refugios y descanso. Además, se colocarán bebederos y forestación para prestar un servicio integral.

El subsecretario de Deporte y Juventud, Luis Sánchez expresó que “este va a ser un espacio libre y gratuito para el deporte de base y comunitario, principalmente para los barrios cercanos”, y señaló que además de la Ciudad Deportiva “estamos pensando en un tercer pulmón deportivo en el predio donde actualmente se ubica la U9”, en pleno centro de la ciudad.

Explicó que la nueva infraestructura será una solución para evitar la suspensión de actividades que se da en la actualidad cuando el Ruca Che es utilizado para espectáculos culturales. “Muchas veces utilizan un día para el armado y otro para el desarmado de escenarios, tiempo en el que generalmente se suspenden las actividades”, indicó.

Precisó que actualmente el Ruca Che brinda espacios para la actividad física a tres mil chicos por semana de escuelas de la zona de influencia, que de 8 a 16 tienen sus clases de educación física en el estadio. El playón multifunción permitirá que “más colegios se acerquen”, destacó Sánchez.

Las canchas se hicieron sobre una carpeta asfáltica de 10.500 metros cuadrados aproximadamente, con sus marcaciones correspondientes y con el equipamiento para las distintas disciplinas.

En cuanto a la Ciudad Deportiva, Sánchez recordó que son más de 30 hectáreas que “ya cuentan con infraestructura no sólo para la práctica de deportes convencionales sino también para judo, taekwondo, tenis de mesa, y tiene una pista de atletismo que es la mejor de la Patagonia”. En ese lugar está previsto que se inauguren la nueva pista de ciclismo y un patinódromo de 400 metros de longitud.

“Cada 15 días hay colegios del área de influencia que tienen la posibilidad de realizar actividades físicas en las instalaciones durante toda la mañana y además le permite a muchos chicos acercarse por primera vez a disciplinas como lanzamiento de disco, jabalina y martillo, o salto con vallas”, destacó el subsecretario.

Detalle de las obras en el Ruca Che

La obra consiste en un playón multifunción con seis canchas para la práctica de distintos deportes y estacionamiento vehicular, para lo cual se invirtieron más de 10 millones de pesos.

La construcción le da a la comunidad deportiva un espacio multifunción único, con un total de cuatro canchas de 40 por 20 metros y dos de 28 por 15, además de un circuito aeróbico.

Las canchas se hicieron sobre una carpeta asfáltica de 10.500 metros cuadrados aproximadamente, con sus marcaciones correspondientes y con el equipamiento para las distintas disciplinas.

El acceso peatonal y vehicular principal al predio se mantendrá sobre calle Antártida Argentina, y se agregarán tres nuevos portones de acceso vehicular: uno sobre calle Concordia, otro sobre Moritán y el restante sobre Antártida Argentina.

También se realizará el nuevo cerco perimetral de 410 metros lineales, con malla romboidal y postes de hormigón de 2,30 metros de altura, y el repintado de la reja existente y el portal metálico. Se dejaron las bases para las columnas de iluminación, cañeros y cámaras de acceso para diez torres de iluminación.