El gobernador Jorge Sapag y el presidente de la comisión de fomento Nicolás Lagos presidieron los actos centrales, que se desarrollaron este mediodía.

La comunidad de Villa Traful conmemoró hoy sábado el 76º aniversario de su fundación junto al gobernador Jorge Sapag y al presidente de la comisión de fomento, Nicolás Lagos. Las celebraciones se iniciaron al mediodía frente a la sede comunal y finalizaron pasadas las 16.30 con un asado popular.

Durante su desarrollo, se entregaron 28 permisos de ocupación de tierras a vecinos de la localidad, como parte de un loteo social que lleva adelante la subsecretaría de Tierras de la provincia, primera etapa de un proyecto mayor que conlleva la ejecución de viviendas.

También se inauguró una vivienda perteneciente a don Luciano Painepe y otra nueva unidad que fue reacondicionada y ampliada, dentro de un plan de remodelación habitacional que llevan adelante la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU).

Además hubo ofrendas florales en homenaje a los pioneros y primeros pobladores del lugar, y un especial reconocimiento con entrega de plaquetas a distintos habitantes destacados durante el año.

Luego de felicitar a la comunidad, el mandatario provincial destacó el “empeño, responsabilidad, fortaleza y solidaridad” para “enfrentar las adversidades y salir de la crisis que debió enfrentar en 2011 por la erupción del Cordón Caulle-Puyehue” y anunció que “este verano será la mejor temporada turística que ha tenido la villa en los últimos diez años”.

Tras enumerar numerosas obras que se ejecutarán y otras que se iniciarán en breve en la comuna, y subrayar la tarea cumplida para la entrega de los lotes sociales, Sapag afirmó que “nadie puede ir a ocupar tierras en Parques Nacionales porque son patrimonio de todos los argentinos, y tampoco nadie puede ir a ocupar tierras fiscales provinciales pensando que -por la vía de la violencia- generará un derecho, porque lo único que generará será una usurpación y un conflicto social”.

Sostuvo que “hemos trabajado mucho (los argentinos) para lograr esta paz social y ahora debemos defenderla con las virtudes de los pioneros, es decir, con compromiso, responsabilidad, con la cultura del trabajo, de la ética de las acciones”.

“Los mejores tiempos son los que están por venir, pero son los mejores tiempos que tenemos que construir con la ética de la responsabilidad y del trabajo”, afirmó y agregó que “los argentinos padecimos en la década del ‘70 lo que fue la violencia y el terrorismo de Estado y la violencia instalada en una sociedad; y esa lucha en la que se pretendía por la fuerza ganar posiciones”.

“No es así como se construye una sociedad en democracia. La democracia exige paz, trabajo, justicia, igualdad de oportunidades, compromisos, defendiendo todo lo que tenemos, con diversidades, pero todos juntos, siendo una sola unidad y con un solo objetivo”, cerró el gobernador.