Se ofrecerán distintas especies de zapallo como coquena, cabuto, criollo y anquito para que las familias puedan adquirir el principal ingrediente para elaborar los tradicionales locros de mayo.

El sábado 21, de 10 a 14, se realizará una “venta de garage” en la sede del programa Proda, ubicada en Bouquet Roldán 269 de Neuquén capital. Además de los plantines para la huerta se comercializarán macetines de aromáticas y flores, cactus y crasas, conservas y dulces, lombricompuesto, fitocosméticos, barritas de cereal, hongos comestibles, verduras deshidratadas, sopas deshidratadas y verduras recién cosechadas.

La acción forma parte del plan “Neuquén produce en invierno”, que el Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda) del ministerio de Producción e Industria lleva adelante con el fin de promover la producción agroalimentaria durante todo el año. En tal sentido, se impulsó la producción y comercialización de 20 mil plantines de hortalizas para cultivar en los meses fríos, adaptados al clima local. Plantines orgánicos de akusay, kale, brócoli, coliflor y cebolla –entre otros– serán puestos a la venta para quienes deseen cultivar hortalizas en otoño e invierno.

Distintas especies de zapallo –como coquena, cabuto, criollo y anquito– se ofrecerán a la venta en diferentes tamaños y colores para que las familias consumidoras puedan adquirir el principal ingrediente para la elaboración de los tradicionales locros de mayo, accediendo así a un producto de alta calidad agroecológica.

Durante la feria habrá un espacio de degustación de comidas elaboradas con productos frescos de las huertas. Las recetas serán compartidas por un huertero del barrio Don Bosco II que ofrecerá tres platos elaborados con zapallo: chips de calabazas, flan de calabaza y wok de zapallos.

Las recetas serán elaboradas en la Sala de Agroalimentos de la oficina del Proda y serán compartidas a quienes pasen por la feria. También habrá una mesa informativa donde técnicas y técnicos de la entidad brindarán información sobre las líneas de acción del programa, brindarán asesoramiento para la producción y compartirán la agenda de las próximas capacitaciones.

De esta manera, se busca que más vecinos y vecinas se sumen a la saludable tarea de cultivar sus propios alimentos y a adquirir en forma directa productos de huertas de los agricultores urbanos que producen alimentos orgánicos en los distintos barrios de la ciudad.

Las nuevas formas de comercialización –que ponen en contacto directo a huerteras y huerteros de la ciudad, así como a las familias consumidoras que buscan productos saludables para su mesa– son un hecho cada vez más apreciado y tienen una demanda que no deja de crecer.

Por esto, el programa buscar satisfacer éstas nuevas necesidades sociales ligadas a la agricultura urbana y la alimentación saludable, promoviendo espacios de encuentro y comercialización que permiten acercar productos de calidad de la mano de quienes los producen en los barrios neuquinos a otras familias que buscan consumir productos ricos, sanos y agroecológicos de la agricultura familiar local.