La ocupación promedio a nivel provincial del 50 por ciento en establecimientos habilitados y alcanzó porcentajes mayores en destinos de nieve.

El ministerio de Turismo informó que -según un informe preliminar de ocupación- veinte mil turistas eligieron la provincia del Neuquén durante el fin de semana largo del 14 al 16 de agosto. Así se deprende de los permisos gestionados en la aplicación Cuidar que registró el sábado pasado a 19.728 turistas recorriendo localidades neuquinas.

El 86% de ellos (17.105 personas) visitaron destinos cordilleranos vinculados al producto nieve y esquí.

La ocupación promedio provincial superó el 50% en los establecimientos habilitados, con muy buenos números en localidades como Caviahue y Villa Pehuenia que cuentan con propuestas atractivas para quienes quieren disfrutar de la nieve. Con mil turistas registrados en Cuidar, Caviahue alcanzó una ocupación del 71% mientras que Villa Pehuenia promedió el 70% con 1.216 turistas registrados.

En el caso de San Martín de los Andes y Villa La Angostura, promediaron 60% de ocupación con 7.780 turistas y 3.941 turistas respectivamente.

Con un 52% de ocupación, Neuquén capital continúa posicionándose cada vez más como un destino atractivo que en esta ocasión recibió a 2.639 turistas.

El informe preliminar se completa con Aluminé que tuvo 38% de ocupación (425 turistas).

Desde el ministerio de Turismo indicaron que los datos de ocupación se desprenden de la información otorgada por los entes municipales de turismo y los permisos emitidos por la Aplicación Cuidar.

Al respecto, reiteraron que para visitar los destinos neuquinos es necesario tener en cuenta los requisitos mínimos que se solicitan para poder viajar (Certificado Turismo), a fin de lograr una completa alianza de cuidados recíprocos, responsables y seguros para que todos puedan disfrutar de su estadía en Neuquén.

Para ello, todos los prestadores turísticos habilitados realizaron un extenso programa de capacitación brindado por la Provincia, poniendo exitosamente en práctica los protocolos específicos en los servicios de gastronomía; alojamientos; oficinas de información turística, estaciones de servicio; prestadores de actividades; transporte; camping y museos, entre otros.