Sapag visitó el supermercado que sufrió ayer el derrumbe del techo. Agradeció a los organismos provinciales que trabajan en el lugar y destacó que lo hacen “con mucho ahínco, cariño, fervor y corazón, como lo hacen siempre”.

El gobernador Jorge Sapag expresó hoy su “dolor frente a una tragedia tremenda que enluta no solamente al pueblo neuquino, sino a la República”. Lo hizo este mediodía, cuando ofreció una conferencia de prensa luego de ingresar al supermercado que sufrió ayer el derrumbe del techo, ubicado en Ortega y Gasset al 4100 de la ciudad de Neuquén.

“Están trabajando los Bomberos y personal de Defensa Civil retirando escombros en búsqueda de posibles sobrevivientes o las personas que se encuentren allí. Los escombros están dificultando la tarea, pero se están retirando con mucha pericia. Están trabajando todos los equipos necesarios y todo el trabajo se está haciendo profesionalmente”, aseguró el gobernador.

“Quiero agradecer a todos los que están trabajando. No han parado de trabajar desde que colapsó el techo y están decididos a hacerlo hasta llegar a las personas que están allí”, sostuvo y recalcó que están haciendo la tarea “con mucho ahínco, cariño, fervor y corazón, como lo hacen siempre”.

Sapag comentó que recibió un llamado de la presidenta Cristina Fernández, quien le transmitió “el pesar y el dolor” y le ofreció “la colaboración del Poder Ejecutivo Nacional”.

El mandatario informó que hasta el mediodía eran dos los cuerpos sin vida encontrados y que los hospitales asistieron ayer a 16 personas, de las cuales solamente dos siguen internadas pero “no tienen peligro de vida”. Además, agregó que “estamos en estos momentos conteniendo a seis familias que están buscando a sus familiares”.

Destacó el trabajo del Centro de Atención a la Víctima, que estableció su sede en la delegación Oeste del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN), ubicado en Godoy al 370, y el teléfono es (0299) 4460432. “Estamos atendiendo a todos, familiares, parientes, seres queridos y conocidos, que están pidiendo contención”, dijo y también resaltó la tarea de Defensa Civil, bomberos voluntarios y de la Policía, personal de salud y voluntarios, entre otros.

Explicó que “están trabajando los bomberos con Defensa Civil, están retirando escombros. Son planchas muy importantes de hormigón que han cedido; cedieron columnas. Lo que puedo decirles es que se estaban construyendo departamentos arriba y que el peso de todo lo que había -cemento, ladrillos y demás- hizo que no aguantaran las columnas”. “Si Dios quiere, ojalá que en el día podamos retirar los escombros”, consideró.

“Estamos haciendo todos los trabajos, con Policía, Bomberos, Defensa Civil y voluntarios para hacer todo lo posible para recuperar a las personas que están allí abajo”, destacó el gobernador. Dijo que no se puede confirmar el número de personas que aún no fueron rescatadas, aunque informó que “hay seis familias que están muy preocupadas buscando a sus parientes y afirmando que habían venido a hacer las compras al supermercado”.

Al ser consultado sobre los motivos del derrumbe, Sapag señaló que “está interviniendo la Justicia y se están haciendo las pericias junto con la Policía de la provincia”. Dijo que la búsqueda de los responsables “está en manos de la justicia” y aseguró que “vamos a ir hasta las últimas consecuencias en las investigaciones que se hagan”.

“Vamos a trabajar desde los tres poderes del Estado con mucha serenidad, pero con mucha firmeza para llegar hasta las últimas consecuencias y averiguar todo lo que haya que averiguar”, añadió.

Destacó que quienes trabajan en el lugar pusieron en riesgo su vida y “retiraron a tres personas que estaban entre los escombros con vida. Cuando ingresaron, todavía había mampostería por colapsar. Como siempre, los Bomberos Voluntarios, la Policía, el personal de Defensa Civil y de Salud exponiendo su vida para salvar otras vidas”.

“Lamento, en nombre del gobierno y del pueblo de la provincia de Neuquén, semejante tragedia”, expresó el gobernador e indicó que desde el gobierno provincial se decretó tres días de duelo y se dispuso la suspensión de todas las actividades oficiales, como los actos aniversario de Andacollo y Los Miches. “Pero no el trabajo”, aclaró.

“Mucho dolor, una tragedia tremenda. No hay precedentes de un tema de estas características. Estamos consternados, con un duelo tremendo, y esto enluta a la provincia de Neuquén”, concluyó.