Transfirieron más de 500 mil pesos para atender la emergencia rural

noviembre 25, 2011

Los recursos se destinaron a los Comités Locales de Emergencia Rural (CLER) Centro, Collón Curá y Picún Leufú. En los próximos días se completarán los desembolsos para las otras zonas productivas afectadas por la caída de ceniza volcánica.

La subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, informó que se realizó un nuevo aporte de más de 500 mil pesos para atender a los pequeños productores afectados por la caída de ceniza del volcán Puyehue-Cordón Caulle y por la sequía.

Se trata de parte del tercer desembolso de los recursos obtenidos a través del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa), que se ejecuta en la provincia mediante un crédito internacional del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). En total, se contempla el destino de 2,4 millones de pesos para los pequeños productores incluidos dentro de la emergencia rural.

Ayer jueves 24 se concretó la transferencia de 503.280 pesos a los Comités Locales de Emergencia Rural (CLER) de la zona Centro (383.760 pesos), Collón Cura (69.120) y Picún Leufú (50.400).

Para los próximos días está previsto que se haga lo propio con los CLER Huiliches, Los Lagos y Lácar, completando los 720.000 pesos que totalizan el tercer desembolso de recursos.

El subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, destacó “la labor de los organismos provinciales y nacionales que integran el Comité Interinstitucional de Crisis (CIC), tanto en la gestión de fondos como en la coordinación de operatorias dentro de la emergencia. De esta manera podemos seguir brindando asistencia al sector productor afectado por la ceniza y la sequía”.

Distribución

Como viene sucediendo hasta el momento, los recursos se descentralizan a través de los CLER, donde son las propias organizaciones las que fijan las prioridades para su posterior distribución a los productores.

Los montos que recibe cada uno fueron establecidos en función de distintos criterios técnicos (cantidad de productores, familias, ganado, grado de afectación por ceniza y sequía, etc.), acordados con todos los organismos que componen el CIC. Estos son el gobierno provincial, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Administración de Parques Nacionales, los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Social de la Nación, Ley Caprina y Ley Ovina.