Transfirieron fondos a los productores afectados por la caída de ceniza

enero 10, 2012

Cerca de cien mil pesos fueron enviados a los Comités Locales de Emergencia Rural Collón Curá, Los Lagos y Centro.

La subsecretaría de Producción, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, informó que se realizaron desembolsos por cerca de cien mil pesos para atender a los pequeños productores alcanzados por la emergencia rural ocasionada por la caída de ceniza del volcán Puyehue-Cordón Caulle.

En los últimos días se transfirieron 46.080 pesos al Comité de Emergencia Rural (CLER) Collón Curá y 22.569 a Los Lagos. Esos fondos son parte de los obtenidos a través del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa), que se ejecuta en la provincia mediante un crédito internacional del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

También se concretó la transferencia de 30 mil pesos al CLER Centro para cubrir gastos que demanda el traslado de hacienda. En este caso se trata de recursos provinciales.

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, recordó que desde que se declaró la emergencia en los departamentos afectados por la ceniza volcánica, “se gestionaron desde el Comité Interinstitucional de Crisis (CIC) fondos provinciales, nacionales y también se obtuvo el financiamiento internacional a través del Proderpa, con la intención de asistir a los productores en los momentos más críticos”.

Agregó que “durante los primeros meses, la prioridad estuvo centrada en atender las situaciones más urgentes, y por eso los CLER destinaron los recursos principalmente a comprar forraje y agua para los animales. Actualmente, si bien el panorama sigue siendo complejo, vemos que están surgiendo otras necesidades más de tipo estructural, como refacciones de infraestructura ganadera o turística”.

Van Houtte destacó el rol de los CLER, integrados por representantes de organizaciones de productores, organismos locales, provinciales, nacionales y otras entidades, “que han permitido realizar un trabajo conjunto entre los distintos actores y que sea en ese ámbito donde de manera participativa se definan las prioridades para el uso de los recursos. Sería muy importante que esta lógica de trabajo se mantenga más allá de la emergencia”.

Organización institucional

El CIC está conformado por organismos provinciales y nacionales: gobierno provincial, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Senasa, Administración de Parques Nacionales, ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Social de la Nación, Ley Caprina y Ley Ovina).

En este ámbito se definió en su momento la distribución de fondos entre los CLER de manera coparticipable, en función de distintos criterios técnicos (cantidad de productores, familias, ganado, grado de afectación por ceniza y sequía, entre otros). A través de los CLER, son las propias organizaciones las que fijan las prioridades para la posterior distribución de los recursos a los productores.