Trabajan para reinsertar socialmente a personas judicializadas

diciembre 18, 2009

Para ello, el gobierno de la provincia renovó un acuerdo entre las áreas de Derechos Humanos y Capacitación para otorgar becas a aquellas personas bajo el sistema de liberados condicionales del régimen penitenciario que manifiesten interés en continuar su educación y cursar estudios superiores.

Dos áreas sociales del Estado neuquino renovaron este viernes un acuerdo para desarrollar en forma conjunta capacitaciones destinadas a acompañar y propiciar la inserción social de la población judicializada y bajo el sistema de liberados condicionales. Concretamente, los ministerios de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos y de Desarrollo Social tienen previsto otorgar becas para aquellos liberados condicionales del régimen penitenciario que manifiesten interés en cursar estudios superiores.

Los responsables de llevar adelante esta iniciativa serán el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos de la cartera de de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Riva por un lado; y el subsecretario de Capacitación y Empleo del ministerio de Desarrollo Social, Juan Linares. La firma del acta-compromiso respectiva se realizó este viernes 18 de diciembre por la mañana en dependencias de Capacitación y Empleo, Bouquet Roldan y Sargento Cabral de la ciudad de Neuquén.

El acuerdo se implementa exitosamente desde el año 2006 y tiene como objetivo principal brindar la cobertura necesaria para los liberados condicionales del Régimen Penitenciario, que se encuentren incorporados en los niveles de enseñanza primaria, media y la modalidad de formación profesional o bien, aquellos que mediante criterios evaluativos pertinentes (condiciones de juventud y capacidad personal) manifiesten interés en continuar sus estudios.

A partir de la firma del convenio, la subsecretaría de Capacitación y Empleo tiene previsto otorgar becas para la población judicializada de acuerdo a pautas ya establecidas.

Estas acciones vinculadas a la capacitación están destinadas -particularmente- a aquellas personas con problemas de empleabilidad, es decir, que el objetivo es abordar la problemática del desempleo en este segmento social y articular la educación, la formación profesional, con los requerimientos del mercado de trabajo.

Desde estas áreas gubernamentales, se destacó que “ambas subsecretarías se comprometieron -una vez más- a desarrollar en forma conjunta acciones vinculadas a la capacitación laboral y con destino especial a la población judicializada; siempre teniendo en cuenta que la educación es uno de los resortes fundamentales para el desarrollo personal y también para alcanzar una adecuada reinserción social en personas que cumplieron condenas”.