Un estudio permitirá determinar cuál es la superficie que debería ocupar la localidad de acuerdo a la proyección de su crecimiento a partir de la explotación hidrocarburífera no convencional en Vaca Muerta.

El pasado miércoles se desarrolló en Añelo un taller participativo orientado a trabajar con referentes de la comunidad y la provincia en torno a las fortalezas y debilidades que trae aparejado el crecimiento de la localidad por la extracción no convencional de hidrocarburos en la formación Vaca Muerta.

El taller se inscribió en un proceso de planificación más amplio que se está desarrollando desde noviembre del año pasado, a instancias de la empresa y la fundación YPF y el gobierno provincial como parte del programa Ciudades Sustentables del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Dicho programa se ha dividido en etapas. La primera de ellas culminó recientemente con la presentación ante el BID de los indicadores necesarios para seguir avanzando en sucesivos estadíos del proyecto. En la actualidad se está llevando a cabo la segunda etapa, en donde hay varios estudios previstos, uno de los cuales consiste en determinar la huella urbana.

La importancia de la investigación

Según se explicó desde la Subsecretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE, organismo provincial encargado de articular este proceso participativo con diversas instituciones de los sectores público, privado, social y académico, la realización del estudio sobre huella urbana permitirá determinar cuál es la superficie que debería ocupar la localidad de acuerdo a la proyección de su crecimiento a partir de la explotación hidrocarburífera no convencional en Vaca Muerta.

En ese sentido la consultora IDOM, encargada de llevar adelante esta tarea, expuso la metodología de trabajo y abordó el tema con referentes de una veintena de instituciones locales, provinciales y nacionales, entre los que estaban el intendente Darío Díaz, concejales, referentes de YPF, Fundación YPF, dirección provincial de estadísticas y censos, subsecretaría de obras públicas, ADI-NQN, subsecretaría de gobiernos locales, secretaria de ambiente y desarrollo sustentable, zona sanitaria V del ministerio de salud, CPE, ministerio de Desarrollo Territorial -a través del COPADE y de Tierras-, distrito uno de vialidad provincial, cruz roja, INTA, Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, asociación de hoteles, y cámara de martilleros públicos, entre otros.

La apertura del taller estuvo a cargo del jefe comunal quien destacó que Añelo es una ciudad pequeña pero con una proyección muy grande en un contexto nacional donde la energía es prioridad absoluta. Por eso mencionó la importancia de planificar de qué manera se concretará ese crecimiento y remarcó que la intención es trabajar para que sea de modo sostenido y ordenado.

Asimismo, Ana Servidio, coordinadora provincial de Planificación Territorial, explicó que durante el taller los consultores expusieron las debilidades y fortalezas detectadas a partir de visitas previas y estudios e informes recopilados en diversos organismos nacionales, provinciales, municipales e interjurisdiccionales.

Recalcó el valor que adquiere la planificación en procesos como el que está experimentando Añelo y el hecho de que esto se haga tomando en cuenta la opinión no sólo de los expertos sino también de los actores locales debido -dijo- a que son ellos quienes conocen de primera mano lo que está pasando en la localidad.

Tras reconocer que este crecimiento se está produciendo de forma vertiginosa, se analizaron y debatieron en el taller las fortalezas y debilidades con que cuenta la comunidad de Añelo para afrontar el desafío que se le presenta por su ubicación geográfica. La vinculación entre el poblado actual y las nuevas urbanizaciones previstas fue un tema tratado durante el taller y asumido como un desafío.

Acerca del Plan de Desarrollo Local

Este taller forma parte de los estudios específicos para construir un Plan de Desarrollo Local de Añelo que contempla -entre otros objetivos- la realización de una propuesta de crecimiento urbano que busque un desarrollo sostenible para la localidad, considerando los factores de riesgos, las características socio culturales de Añelo, el marco regulatorio vigente y las opiniones de los actores locales, así como la propuesta de soluciones prioritarias que permitan avanzar hacia la imagen objetivo trazada.

En este marco, durante el primer taller participativo se procuró integrar a los actores locales relevantes en el proceso de discusión y trabajo del Estudio de Riesgos Naturales y Crecimiento de la Huella Urbana, comunicar a la comunidad los objetivos de dicho Estudio, presentar el diagnóstico realizado y obtener un diagnóstico consensuado con los actores claves que será base para las propuestas a desarrollar dentro de la consultoría.