Representantes de sectores públicos y privados de Chos Malal, Taquimilán y Andacollo se reunieron para analizar las grandes potencialidades con las que cuenta la región, como la accesibilidad al ubicarse en un cruce de rutas que la vinculan con otros lugares de la provincia y el país.

Representantes de organismos públicos y privados de varias localidades del norte neuquino se reunieron el pasado miércoles en Chos Malal para debatir sobre las posibilidades de conformar la Comisión Mixta Regional Norte para la implementación del plan estratégico de Ordenamiento y Dinamización del Comercio Minorista.

El encuentro se desarrolló en instalaciones de la Casa de la Cultura y fue coordinado por técnicos y profesionales de la subsecretaría del Copade, con el aporte de la subsecretaría de Producción y del Centro Pyme-Adeneu, organismos –los tres- que se encuentran bajo la órbita del ministerio de Desarrollo Territorial.

Participaron además representantes del Banco de la Provincia del Neuquén (BPN), el Centro de Empleados de Comercio, la dirección Regional Norte de la subsecretaría de Turismo, la Cámara de Comercio local y las municipalidades de Chos Malal, Taquimilán y Andacollo.

La coordinadora de Planificación Territorial del Copade, Ana Servidio, informó que durante la reunión se explicaron las conclusiones del plan estratégico y en particular, los objetivos y funciones que debería tener la comisión mixta en caso de conformarse. Se estableció que esa región tiene grandes potencialidades como la accesibilidad que surge por estar en una encrucijada de rutas que la vinculan con otros lugares de la provincia y del país, sumado al desarrollo que el turismo adquirió en los últimos tiempos y que funciona como motor de tracción del sector comercial.

La funcionaria indicó que el principal desafío es capacitar a los recursos humanos existentes y lograr una mejor calidad y competitividad del comercio local, situación que tiene mucho que ver con el fomento a la asociatividad como herramienta para lograr este objetivo, aunque en este aspecto los comerciantes del norte reconocieron que era un aspecto difícil de sortear pero no imposible si se establecía una tarea conjunta entre empresarios y gobierno.

El plan estratégico de Ordenamiento y Dinamización del Comercio Minorista comenzó a gestarse en noviembre del año pasado e insumió ocho meses de trabajo, durante los cuales el Copade contó con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la asistencia técnica de la Fundación Centro de Empresa, Cooperación y Desarrollo Estratégico Territorial (Cecodet) de Mendoza.