Trabajan en planes de remediación ambiental para la actividad hidrocarburífera

enero 5, 2010

Desde el área de Medio Ambiente se realizó este lunes una recorrida en la localidad de Plaza Huincul y se mantuvo una reunión con autoridades locales con el objetivo de abordar diferentes tareas relacionadas con el impacto ambiental de la actividad hidrocarburífera en la zona.

El subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Esquivel, realizó este lunes una recorrida en la localidad de Plaza Huincul junto al intendente local Alberto Crespo y funcionarios provinciales y municipales. Además, mantuvieron una reunión con el objetivo de abordar diferentes temas que implican tareas de remediación del impacto ambiental de la actividad hidrocarburífera en la zona.

Esquivel informó que la temática que se abordó durante el encuentro se relacionó con “las tareas y trabajos que se están haciendo en la refinería (de la empresa YPF), en la que hubo una pérdida en un gasolinoducto, que estaba en forma subterránea, y ahora quedó en forma aérea”. Al respecto indicó que “se subsanó todo el trabajo de suelos”.

Explicó que la pérdida se produjo en el mes de octubre del año 2008 y la empresa YPF lo comunicó a la subsecretaría de Medio Ambiente, como autoridad de aplicación, y al municipio de Plaza Huincul en el mes de marzo de 2009, “cuando ya había afectaciones, tanto en el parque de la ciudad, en la vegetación circundante, como en el vivero”, dijo.

Ante esta situación el municipio tomó intervención, se notificó a la subsecretaría de Medio Ambiente y a partir del mes de marzo “se comenzó a controlar toda la red de freatimetros” -perforaciones que se utilizan para control y análisis de las napas- que tenía en trabajo la empresa YPF. Además, “se hicieron correctivos a los puntos de inspección y de control, comenzaron a actuar las autoridades de aplicación provincial desde el área de Recursos Hídricos y desde Medio Ambiente se avanzó en control y fiscalización de esa tarea”, aseguró.

Indicó que en la actualidad “la napa subterránea todavía sigue con presencia de hidrocarburos y a los efectos de determinar la pluma, que es el ámbito de la superficie de impacto del derrame de gasolina, es necesario continuar con la red fretimétrica”, por lo que “van a incorporar de 30 a 40 fretímetros a los ya existentes, a los efectos de poder establecer la amplitud de esta pluma”.

Destacó que esta “no es una tarea que se soluciona en un mes o dos”, sino que puede llevar otro año como el que ya se ha estado trabajando y subrayó que YPF cuenta con dos empresas contratadas que trabajan con un “sistema de extracción por vacío, que es la tecnología aplicable en este tipo de circunstancia”.

Aseguró que por ser estas cuestiones de índoles técnica y metodológica específica, es necesario que sean comprendidas e interpretadas por el Concejo Deliberante local y por toda la comunidad, “porque si no, por ahí suponemos situaciones y realmente lo que estamos buscando es la unidad de criterios para poder controlar a la empresa YPF y de estos temas se habló ayer con el intendente y con los concejales”, dijo.

En este sentido, destacó la necesidad de un trabajo conjunto entre provincia, municipio y empresas con el fin de “unificar criterios, establecer el plan de control y de ese modo poder trabajar en unidad con la empresa YPF. La subsecretaría de Medio Ambiente lleva la fiscalización y el control, pero también queremos que esto sea participativo para que no le queden dudas a ningunos de los sectores, tanto del orden municipal, como de la ciudadanía”.

Nuevo encuentro

Por otra parte, informó que mañana a partir de las 9 se realizará una nueva reunión en la localidad de Plaza Huincul con la presencia de funcionarios municipales y provinciales de las áreas de Medio Ambiente y Recursos Hídricos, con el fin de “ver las instalaciones tanto de la refinería como de la planta de metanol sobre todo en la parte de las emisiones gaseosas que son las que producen vibraciones y ruidos molestos a la línea de vecinos circundantes”.

Destacó que a partir de estos encuentros se ha hecho un relevamiento y hablado de temas integrales a partir de los aspectos planteados por el municipio, el concejo deliberante, y la provincia para “establecer una sola unidad de criterio, un solo plan, una sola gestión y todo esto en concurrencia con los objetivos que tenemos precisados desde el gobierno provincial a través del gobernador (Jorge Sapag) que pretende que los impactos ambientales sean cero”.

Explicó que uno de los aspectos del acuerdo de prórroga de los contratos petroleros era establecer planes de remediación del impacto ambiental. “Enfrentar los problemas y darles solución; eso hemos estado haciendo con el municipio de Plaza Huincul ayer”. Para esto, “hay dos aspectos, uno es el de las inversiones para las plantas de tratamiento de efluentes, y el otro, los controles” para lo cual se “han comprometido todos los recursos técnicos, toda nuestra infraestructura para hacer posible los controles”.

Indicó que se busca controlar esta refinería, la industria del metanol y la refinería Petrolera Argentina, además de otras industrias asentadas en parques municipales. También, una vez acordado el trabajo en Plaza Huincul, indicó que se continuará en el municipio de Cutral Co. “Es nuestra aspiración hablar con el intendente (Ramón) Rioseco, para tratar los mismos temas”, dijo.

“La comunidad puede y debe quedar tranquila ya que estamos trabajando y el estado provincial está cumpliendo con su misión de corregir los impactos ambientales que han afectado a los distintos espacios”, destacó.

Situación del denominado zanjón Zapala

Por otra parte, informó que existe una situación en el denominado zanjón Zapala, que es “una cuestión muy anterior que viene sucediendo desde diferentes mandatos municipales y provinciales, y hoy la comunidad está sensible a esta situación, porque el zanjón Zapala es utilizado como un lugar de destino de residuos domiciliarios sólidos, líquidos, es utilizado por el sector industrial como descarga de residuos y efluentes cloacales que son vertidos en este cañadón”.

Destacó que si bien es un cauce que la mayor parte del año está seco, porque no hay afluentes que le aporten recursos hídricos, “es importante tenerlo en condiciones, y bien mantenido”, dijo, dado que en la actualidad se observa el crecimiento de maleza y la presencia de caños que caen en el zanjón. “En esto hemos estado trabajando hace más de un mes y medio con las autoridades municipales desde la dirección provincial de Fiscalización a los efectos de ir corrigiendo estas situaciones”.

Aseguró que las empresas deberán “reconvertir sus instalaciones a los efectos de que las mismas contengan los líquidos que son producto de sus emisiones, de sus desechos industriales y los mismos tienen que ser capturados y transportados a un lugar de destino final con la presencia y autorización de las autoridades de aplicación ya sea la subsecretaría de Medio Ambiente o Recursos Hídricos, o el EPAS (Empresa Provincial de Agua y Saneamiento)”.

“Por otra parte, hay que reconvertir hábitos y costumbres” -aseguró- “la ciudadanía tiene que tomar conciencia de que ese zanjón no es un lugar de disposición de residuos; las empresas que están en el parque de servicios de la misma manera; los camiones no limpiar sus tanques y volcarlos sobre el zanjón; al igual que hay algunas vaporizadoras que están en un lugar muy próximo que utilizaban el zanjón como fuente de desechos”, enumeró.

Indicó que “estas son situaciones que no están encuadradas en ley y tienen que subsanarlas y reconvertir sus instalaciones. Podemos trabajar en forma concurrente la provincia y el municipio con el traslado de una parte de la tasa ambiental que prevé la ley 2600 para el equipamiento de vehículos, elementos informáticos, y poder asistir al control y a la incorporación de recursos técnicos necesarios para la fiscalización y control, tanto del zanjón Zapala, como de toda la política de control que tiene la provincia como parte de la ley 2615″, de renegociación de los contratos petroleros.

Por último, remarcó que “la salud de la población no está comprometida en absoluto, no hay vectores que puedan implicar la seguridad de la salud de la población. Sí hay aspectos a subsanar desde el punto de vista de los impactos ambientales, uno de ellos es el zanjón Zapala, en la medida de que hay malas prácticas y malos hábitos, por lo que hay que concientizar a la comunidad, al sector empresario y al sector industrial”.