La ley provincial Nº 2780 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la provincia fue reglamentada a través del decreto Nº 1837. La norma comenzará a regir el próximo viernes 26, una vez publicado en el Boletín Oficial. Bertoya se reunió con los intendentes para avanzar en la implementación a través de la conformación de los consejos consultivos locales.

Este martes al mediodía, en instalaciones del Centro Pyme- Adeneu, el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, se reunió con intendentes de las zonas afectadas por la ley provincial Nº 2780 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la provincia. La norma fue reglamentada a través del decreto Nº 1837 que será publicada el próximo viernes 26 en el Boletín Oficial.

La idea del encuentro fue avanzar en la aplicación de la ley a través de la conformación de consejos consultivos para evaluar la problemática de cada localidad y las correcciones que se consideren necesarias en los mapas ya diseñados.

Del encuentro participaron los intendentes de Villa La Angostura, Roberto Cacault; de Villa Traful, Nicolás Lagos; de Villa Pehuenia, Sandro Badilla; y de San Martín y Junín de los Andes, Juan Carlos Fernández y Juan Domingo Linares, respectivamente. También asistió el presidente de la Corporación Interestadual Pulmarí, Alberto Diego Moreno; el intendente de Parque Nacional Lanín, Ricardo Rua y representantes del Parque Nahuel Huapi.

Bertoya explicó que la ley provincial 2780 fue reglamentada a través del decreto 1837 “tal como nos hemos comprometido y ahora vienen nuevos desafíos que es la implementación. Es por este motivo que nos reunimos con los intendentes para conformar los consejos consultivos locales que nos darán los insumos que nos permitirán evaluar con mayor precisión la situación de cada localidad y parque nacional”.

En este sentido, precisó que “a través de estos consejos consultivos lo que se busca es dar cumplimiento al marco normativo sobre las obras que se están llevando adelante”.

En el caso de las zonas que fueron zonificadas con la categoría I (rojo), el ministerio de Desarrollo Territorial que es la autoridad de aplicación solicitó a los intendentes que eleven una propuesta de conformación del Consejo Consultivo Local “para que cada uno vea la problemática de su localidad y a partir de la expresión que surja en ese espacio, será evaluado por el Consejo Consultivo Provincial para ser tratado por la Dirección General de Bosques. Una vez realizadas estas instancias pasa a la firma del ministro para la aprobación o rechazo de las propuestas que se realicen”, indicó Bertoya.

La conformación del Consejo Consultivo Provincial que establece el decreto 2780 “estaría integrado por técnicos del INTA, Parques Nacionales, de la subsecretaría de Medio Ambiente de provincia, una autoridad nacional de Bosques y un representante del ministerio a mi cargo”, informó y aclaró que los intendentes “serían quienes conformarían los Consejos Consultivos Locales según la realidad y la conformación institucional, sectorial y política de cada ciudad”.

El ministro recordó que “hemos perdido sumas de dinero de 2 o 3 millones de pesos por no poder recuperar la documentación que está hasta el día de la fecha retenida por el personal que estuvo en su momento en la Dirección de Bosques”. De esos fondos, “el 70 por ciento tendría que estar destinado a cada uno de los ejidos y del territorio provincial y sólo el 30 por ciento restante tiene que estar reservado para equipamiento y pago de personal”, señaló.

Bajo esa misma línea aclaró que “ese 70 por ciento que Nación nos debía aportar para la aplicación de la ley, los intendentes también son beneficiados. Es por eso que es importante ordenarnos administrativamente, en las propuestas de manejo dentro de los ejidos de cada ciudad para que el año próximo comencemos a percibir estos aportes” y fundamentó que “hay proyectos y queremos elaborar en forma conjunta un plan de trabajo para volcar estos recursos en beneficio de las comunidades”.

En este sentido, remarcó que “hay una voluntad de trabajo importante de los intendentes que tienen las mejores expectativas para realizar mejoras en sus pueblos”.

En cuanto a la discusión mediática que se generó por la reglamentación de la norma, Bertoya sostuvo que “ya pasó y fue gremial por un grupo de personas que dicen defender el bosque nativo y se roba la representación de la comunidad que tienen su representante legítimamente constituidos por las elecciones abiertas y obligatorias”.

Asimismo, señaló que la “toda la gente tiene opinión y se manifiesta, lo que pasa es que algunos tienen mayor acceso a los medios de comunicación que otros. Por eso nosotros nos vamos a remitir a las autoridades legítimamente constituidas que son los intendentes y concejales para lograr el cumplimiento de la norma”.

Por su parte, el intendente de San Martín de los Andes, Juan Carlos Fernández, opinó que “la reglamentación de la ley viene a esclarecer aspectos que justamente quedaban supeditados a las interpretaciones diferentes que podíamos tener y creo que ha sido un avance importante”.

“Ahora nos toca a nosotros conformar en Consejo Consultivo Local y la ponderación de lo que el Cofema (Consejo Federal del Medio Ambiente) estableció como algunas correcciones que hay que hacer en los mapas que ya están diseñados”, aseguró Fernández.

El jefe comunal anunció que el consejo consultivo local “estaría integrando por distintas fuerzas políticas, organizaciones gremiales como empresariales, de trabajadores y organizaciones que estén vinculados a la problemática del ambiente y el desarrollo económico”.

La idea es “preservar la calidad de vida en función del recurso que tenemos como el ambiental. San Martín de los Andes está enclavado en un Parque Nacional justamente en un bosque nativo que es nuestro principal recurso de atracción turística además de la ciudad en sí misma”, expresó y añadió que “cualquier intervención debe ser muy bien medida por la fragilidad que tiene ese sistema y ponderando las claves de desarrollo que también son importantes”.

El intendente de Villa La Angostura, Roberto Cacault manifestó estar “dispuesto a trabajar siempre en la búsqueda de un objetivo en común que es compatibilizar la ley de bosques con el Plan de Ordenamiento Territorial que tiene la localidad con nuestras propias ordenanzas que somos más restrictivas que esta ley provincial que nos marca como preservar el bosque nativo y desarrollar nuestra localidad”. Entendiéndose el desarrollo de los pueblos de manera sustentable y preservando el medio ambiente, indicó.

Y aclaró que desde el municipio se busca “desarrollar las casi 7 mil hectáreas que tenemos dentro de un parque de 740 mil hectáreas con muchas zonas intangibles”. Y agregó que el objetivo es “trabajar en marco de lo que ha establecido el Cofema a nivel nacional y lo que nos permite la reglamentación de la ley con técnicos de la municipalidad, del gobierno provincial y los consejos consultivos tanto local como provincial para ir marcando todos los errores groseros que tiene el mapa en Villa La Angostura para poder cambiar esta situación y permitir el desarrollo”.