Continúan las decisiones conjuntas entre las provincias que componen esta región para conformar una identidad definida y compartida.

Dentro de un trabajo conjunto que vienen desarrollando los ministros de Producción en la Mesa Regional de Desarrollo Productivo, se avanzó en acciones que buscan proteger a empresas, productores y productos originarios de la zona.

El objetivo general de esta colaboración entre las provincias es desarrollar, consolidar y acompañar a través de una nueva identidad visual, todo el proceso de integración que ya se viene desarrollando desde las provincias con una mirada regional.

Este sello de distinción de la Patagonia Argentina, tiene como fin, “identificar aquellas empresas, productos, servicios, entidades, y emprendimientos, entre otros, que reflejen el espíritu de la identidad local que se busca comunicar con el desarrollo de esta imagen”, explicó el Ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi.

“El proceso será cuidado y quienes tengan acceso al uso de este sello serán quienes realmente transmitan los valores que tiene la región”, amplió. Además, “con esto tendrán acceso a una ventaja competitiva clave, a la hora de lograr un mayor posicionamiento”, señaló.

El trabajo avanza no solo en la creación sino también en la protección de la marca. López Raggi recordó que “hoy existen productos de otros países que la están utilizando y que no tienen relación con nuestra zona, por eso queremos que este sello nos permita proteger el origen de los productos y servicios de la región que tengan salida al mundo”.

Además, esta identidad no será solo una marca que nos diferenciará en el mundo, sino que servirá para mostrarnos como una unidad y con una mirada clara y estratégica sobre el posicionamiento de la región en el mundo”.

Pasos

Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego trabajan por la compensación por zona desfavorable para Pymes, los sectores lanero y frutihortícola, y el reembolso por puertos patagónicos.

En una primera instancia, la provincia del Neuquén, en acuerdo con el resto de las provincias patagónicas, elevó un pedido a la Cancillería argentina con el fin de proteger la marca.

Un siguiente paso fue la reunión con el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Actualmente, Neuquén junto a los equipos técnicos de cada provincia, están trabajando en la validación de los conceptos que se verán reflejados en esta identidad de marca, en la cual ya se encuentra trabajando la agencia de comunicación seleccionada, también patagónica.