De acuerdo a la información suministrada por el COE, en la ciudad de Neuquén hay 30 calles anegadas por el agua, cerca de 60 personas autoevacuadas, 24 personas evacuadas por Defensa Civil y 200 asistencias. Se destacó el trabajo en conjunto entre las distintas áreas de la provincia.En la jornada de hoy se constituyó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) debido a la tormenta que afecta a la provincia. El mismo funciona en las instalaciones de la Jefatura de Policía en la ciudad de Neuquén y es integrado por ministros, miembros de la Policía, la dirección de Tránsito, la dirección de Bomberos, la dirección provincial de Defensa Civil y demás áreas de prevención y asistencia.

Hasta el momento se indicó que en la ciudad de Neuquén se registraron más de 60 personas auto evacuadas a casa de familiares, 24 personas evacuadas al centro de ayuda instalado en el Centro de Educación Física 1 (CEF), y 200 asistencias. También se comunicó que hay 30 calles cortadas por el agua.

Al respecto, el diputado Claudio Domínguez explicó que se trabaja en conjunto y que “justamente se armó el Centro de Operaciones de Emergencias en la Jefatura de la Policía de Neuquén para poder trabajar y armar todo el operativo en cuanto a esta emergencia, a la lluvia, a través de los distintos organismos que están trabajando: Defensa Civil de la provincia, Bomberos de la Policía y la misma Policía de la provincia del Neuquén”.

Destacó que “gracias a los 100 móviles que están en distintas cuadrículas se puede obtener una información más eficaz para poder actuar en el lugar y, con esa información, Defensa Civil de la provincia, Desarrollo Social y Bomberos puede asistir justamente a esos puntos”.

Comunicó además que “en cuanto a las asistencias fueron más de 200 familias que se asistieron ya sea con nailon, chapas o cartón”. Agregó que “en cuanto a la emergencia fueron 30 calles anegadas en toda la ciudad de Neuquén que fueron cortadas producto del agua, más de 67 personas entre evacuadas y auto evacuadas, de las cuales 24 personas fueron evacuadas”.

Situación en la ciudad

Por su parte, la directora provincial de Defensa Civil comunicó que, para las personas evacuadas, inicialmente el municipio dispuso un sector en el barrio San Lorenzo “pero ante la falta de calefacción del establecimiento se definió asignar otro lugar que es el CEF 1, que tiene todas las condiciones aptas para albergar de manera más eficiente a la población”. Y explicó que “es así que esas 24 personas, más una familia: una mamá con cinco chiquitos, ya fueron trasladados y otros van a ser trasladados a ese sector donde van a recibir asistencia tanto médica como de Desarrollo Social de provincia también”.

Luego señaló que el COE “lo integraron ministros, miembros de la Policía, la dirección de Tránsito, la dirección de Bomberos, la dirección provincial de Defensa Civil, y todas las áreas de provincia que debían asistir, tanto en lo que hace acciones de prevención, como relevamientos y asistencia. Realmente fue un trabajo muy importante que se ha desarrollado”.

También explicó que en Neuquén capital se identificaron tres sectores “en lo que hace a la zona norte de la localidad la mayor dificultad se da por la vulnerabilidad de la población, que está asentada en lugares que no son aptos para esos asentamientos, es así que en el sector del Maronese tenemos un zanjón, entonces el agua cargada de barro se acumula en ese zanjón y se produce realmente daños muy importantes”. Además explicó que “el oeste ha sido un sector muy afectado, yo creo que tiene que ver un poco con la falta de planificación, también tiene que ver que eso acrecienta la vulnerabilidad de la población y realmente se producen afectaciones muy importantes”.

En lo que hace al centro de la localidad, Vanina Merlo comentó que el mayor problema se da por la ausencia o falta de mantenimiento de las bocas de tormenta, y dijo que: “yo insisto con este tema porque es determinante. No importa la cantidad de milímetros que caigan pero si no tenemos las bocas de tormenta en condiciones, sin estar tapadas por cartones, sin estar tapadas con botellas; se produce el proceso inverso: en vez de drenar el agua, lo que hace es liberar mayor cantidad de agua, entonces realmente se produce un daño tan importante que en el día de hoy hemos tenido casi 30 calles anegadas y realmente intransitables”.

Sobre la zona sur de la ciudad señaló que la mayor afectación se da “por la presencia de dos arroyos muy importantes para nuestra localidad: el arroyo Durán y el arroyo Villa María. El arroyo se toponea, se desborda, se colapsa y no solamente afecta a las napas de agua, sino que también afecta a las viviendas que se encuentran en lugares aledaños”.

También habló sobre el caudal del río y manifestó que “en cuanto al río en la zona sur, como venimos de un tiempo de sequía, el caudal estaba muy bajo, entonces eso hizo que soporte grandes cantidades de precipitación. Por lo tanto no hemos tenido mayores dificultades en lo que hace a la ribera de nuestra cuenca y de nuestro río”.

En la ocasión, la directora Vanina Merlo destacó el trabajo que se realiza, que se hizo de forma coordinada, “los ministros han asumido el poder de decisión y han podido resolver con total rapidez todo y cada uno de los requerimientos que fueron llegando”. Dijo que “los requerimientos se obtenían no sólo con la información que nos daba la policía, tenemos cien móviles recorriendo la localidad y dándonos una información certera y que nos permite dar una respuesta rápida y eficiente” y agregó que, además, el trabajo conjunto con Defensa Civil municipal hizo generar una mejor respuesta.

Situación en la provincia

Sobre Rincón de los Sauces, la funcionaria manifestó que hay un pronóstico bastante complicado porque se viene una fuerte tormenta, por ello, desde la dirección provincial de Defensa Civil se definió enviar un equipo de trabajo con gente profesional que conoce del fenómeno hidrometeorológico. “Ellos se pusieron a disposición de Defensa Civil municipal y con un fuerte trabajo coordinado con el municipio se han hecho los relevamientos, se identificaron las zonas de riesgo, se ha dado las alertas a las distintas instituciones”.

Política de ordenamiento territorial y planificación ciudadana

Por otra parte, el concejal Juan Pablo Prezzoli opinó que “básicamente estamos en emergencia por consecuencias de falta de infraestructura”. Y agregó que “la realidad es que hace poco más de un mes asistíamos a un escenario similar en la ciudad de Neuquén, donde encontramos muchos familias evacuadas producto de desborde de arroyos, desborde de ríos, también el colapso de las napas”.

Señaló que en la ciudad de Neuquén existen “muchos asentamientos en línea de rivera y no estamos hablando simplemente de asentamientos con carencias, sino también de urbanizaciones que ha autorizado el municipio”.

“Lamentamos que esto no sea objeto de debate”, opinó Prezzoli, “que mantenga el municipio una priorización de las obras de pavimento en lugar de las obras que realmente uno advierte que hoy la ciudadanía está requiriendo, que tiene que ver con los desagües pluvio aluvionales, con trabajar con las bocas de tormentas, con un ordenamiento territorial, y por sobre todas las cosas, contar con un mapa de riesgo”.

En ese sentido remarcó la necesidad de elaborar un mapa de riesgo en la ciudad de Neuquén: “seguimos sin contar con un mapa de riesgo que a su vez nos permita diseñar un protocolo de actuación en estos casos. Y mientras tenemos un gobierno provincial que ha puesto en marcha un COE que ha actuado eficientemente y por sobre todas las cosas con inmediatez para con los vecinos de Neuquén. Mantenemos un municipio que crece fragmentado, desordenado y que mantiene una postura reacia a acusar la necesidad de abocarse al trabajo y a asumir sus responsabilidades”.

Explicó además que “el ordenamiento y la planificación es un deber indelegable del municipio”. Y enfatizó en que “esto no puede ser suplido por ningún gobierno y tampoco por ningún privado. Esperamos que esto sirva para cambiar posturas, para evidentemente dar prioridad a los temas que realmente en la ciudad de Neuquén se están aquejando y por sobre todas las cosas, para eso plasmarlo en los presupuestos y en las voluntades políticas”.

Por último, el concejal remarcó la disposición de aunar criterios, y subrayó que “estamos dispuestos a trabajar en conjunto desde el Concejo Deliberante, pero necesitamos que el Ejecutivo municipal tome estas emergencias que, insisto, son consecuencia de la falta de infraestructura, como los datos reales para rediseñar la política de ordenamiento territorial y planificación ciudadana”.