Municipios y comisiones de fomento dispusieron maquinarias, personal y recursos para el mantenimiento de servicios, prestaciones locales y asistencia.

Las localidades del interior provincial recuperan la normalidad. En el Sur y Norte cordillerano se preparan de esta manera para las nuevas lluvias y nevadas que anuncia el pronóstico climático para el próximo fin de semana.

Luego de las duras condiciones climáticas que se vivieron la semana pasada en la mayor parte de la provincia con nieve, lluvias y fuertes vientos, los gobiernos locales llevaron a cabo operativos para recuperar el funcionamiento de servicios y prestaciones hacia el interior de cada localidad.

El secretario del Interior y Gobiernos Locales, Osvaldo Llancafilo indicó: “El trabajo que llevaron a cabo los intendentes y presidentes de comisiones de fomento junto a sus equipos, organismos provinciales, policía y bomberos consistió en disponer máquinas y vehículos municipales para emparejar y rellenar calles, despejar accesos, remover postes y árboles caídos, realizar trabajos en techos por voladuras y acumulación de nieve, lo que se sumó a la asistencia a vecinas y vecinos con leña, gas, víveres y ropa de abrigo”.

“El gobernador Omar Gutiérrez está monitoreando la evolución del clima en cada zona y dispuso este mes el envío de asistencia para funcionamiento, lo que permite un trabajo continuo, en algunos casos para el mantenimiento del parque automotor, maquinarias y herramientas de trabajo que hoy permiten hacer frente a tareas en zonas urbanas y rurales, así como realizar acciones de asistencia directa. Esto permite estar preparados en el Norte y Sur de la provincia ante un nuevo pronóstico de lluvias y nieve para el fin de semana”, agregó el secretario.

Los operativos municipales y comunales -acompañados por las secretarías del Interior y Gobiernos Locales, de Desarrollo Territorial, Vialidad Provincial y empresas públicas como EPEN e Hidenesa dependientes de la secretaría General y Servicios Públicos- consistieron en despejar y mantener el estado de calles y caminos, reparar instalaciones e infraestructura, sostener la prestación de los servicios básicos y brindar asistencia a pobladores.

Luego de la intensidad del temporal de nieve y viento vivido se trabajó en todas las zonas de la Provincia hacia el interior de cada localidad para restablecer la prestación de servicios, cargar tanques zeppelin de gas, asegurar la transitabilidad en calles y caminos vecinales, retiro de árboles caídos, limpieza y mantenimiento de canales y alcantarillas, reparación y sustitución de techos afectados por el viento y asistencia a vecinos que quedaron varados. Además, se brindó asistencia directa a través de la entrega de leña, módulos alimentarios, garrafas y forraje para la alimentación de animales.

Esto se realizó de manera simultánea al permanente monitoreo de los dispositivos de control de ingreso y protocolos de acción de cada localidad y comité de emergencia destinados a prevenir el avance del COVID-19.