Talleres de integración para la tercera edad en el interior de la provincia

abril 4, 2012

Las actividades culturales, recreativas y lúdicas planificadas para los adultos mayores contemplan una radio abierta en Chos Malal y la conformación de una cancha de tejo en Zapala.

La dirección general de Adultos Mayores, dependiente del ministerio de Desarrollo Social, realizó esta semana un recorrido por diversos centros de la tercera edad del interior de la provincia con el fin de coordinar acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de sus miembros.

Dentro de las actividades planificadas en las instituciones se destacan la conformación de una radio abierta para personas de la tercera edad que residen en el centro Ruca Canay de Chos Malal y la implementación de diferentes talleres culturales y recreativos en el hogar Ruca Ayelén de Zapala.

El recorrido comenzó con la visita al hogar de la localidad de Zapala, donde se pusieron en funcionamiento los talleres de folklore y danza dependientes de la dirección de Recreación para Adultos Mayores.

Además, se destinaron los recursos necesarios para la conformación de una cancha de tejo, que comenzará a funcionar a fines de abril.

Las actividades continuaron en el hogar Ruca Canay, donde se compartieron diferentes actividades recreativas (bailes, juegos y talleres) destinadas a la integración y desarrollo de las capacidades de los mayores.

La jornada finalizó con el cierre de las colonias de verano del departamento Minas, que se realizó en la Casa de los Abuelos de la localidad de Huinganco con la participación de abuelos de Andacollo, Las Ovejas, Manzano Amargo, Villa Curi Leuvú, Los Miches y Guañacos.

La directora general de Adultos Mayores, Blanca Llanquitur, destacó que el ministerio “trabaja activamente en el desarrollo de actividades destinadas a mejorar los estándares de vida en la tercera edad”. Además, remarcó la importancia de “concretar espacios de contención y participación para los mayores del interior de la provincia, dentro del marco de la revalorización de su dignidad y el respeto de sus derechos”.

“No sólo se pretende que los mayores tengan los beneficios esenciales que brindan los hogares, sino también estimularlos a usar su creatividad y disfrutar de esa maravillosa etapa de la vida”, concluyó Llanquitur.