Mediante el Programa de Información y Fortalecimiento para la búsqueda Laboral se busca mejorar la inserción laboral y, a la vez, contribuir al bienestar y el desarrollo de las personas en procesos post penitenciarios.

La subsecretaría de Seguridad, dependiente del ministerio de Gobierno y Seguridad de la provincia, dio inicio a un ciclo de talleres y capacitaciones que tienen como principal objetivo fomentar la inserción socio-laboral de las personas que atravesaron contextos de encierro.

Los talleres se desarrollan en el marco de “In.Fo.Lab.”, Programa de Información y Fortalecimiento para la búsqueda Laboral. Se trata de un programa de presupuesto orientado a resultados a cargo de la dirección provincial de Población Judicializada de la subsecretaría de Seguridad.

El desarrollo de los talleres consta de 8 encuentros virtuales semanales, que están a cargo de los profesionales del área y alcanza a unas 15 personas que actualmente se encuentran atravesando procesos pospenitenciarios en la ciudad de Neuquén.

“Dimos inicio a nuestro primer curso-taller denominado Habilidades para el Empleo”. explicó Natalia Vallejos, directora provincial de Población Judicializada.

“Se trata de capacitaciones teórico-prácticas en las que buscamos que los participantes reflexionen sobre su propio futuro formativo y laboral, haciendo un recorrido por las experiencias, los conocimientos y las habilidades que ya tienen, tomando conciencia de los prejuicios sociales que existen en torno al trabajo”, añadió Vallejos.

Asimismo, los talleres abordarán herramientas esenciales para la búsqueda de empleo, como la elaboración de un currículum vitae, cartas de presentación, preparación para una entrevista laboral y orientación para identificar las demandas existentes en el mercado, entre otros contenidos.

La ley nacional 24660 y su modificatoria 27375 establece que la finalidad de la ejecución de una pena privativa de la libertad es que la persona logre comprender la gravedad de sus actos y respetar la ley “procurando su adecuada reinserción social, promoviendo la comprensión y el apoyo de la sociedad”.

“A través de la implementación de este programa buscamos no sólo mejorar la inserción laboral sino fundamentalmente contribuir al bienestar y el desarrollo de las personas en procesos post penitenciarios”, resumió Vallejos.