Taller para organizaciones civiles de Villa La Angostura

septiembre 1, 2011

Se realizará el próximo martes 6 de septiembre en Nahuel Huapi 428 de esa localidad. Buscan analizar las necesidades colectivas de las asociaciones locales y definir líneas de acción para su fortalecimiento institucional.

La Oficina Provincial de Relaciones Institucionales (OPRI), que depende del ministerio de Coordinación de Gabinete, realizará un taller participativo destinado a organizaciones de la sociedad civil (OSC) de Villa La Angostura. Será el próximo martes 6 de septiembre, en la sede de la Asociación Mujeres Empresarias y Profesionales, ubicada en Nahuel Huapí 428 de la localidad, de 10 a 13 y de 15 a 18.

Con esta actividad, se busca relevar, analizar y priorizar las principales necesidades colectivas de las organizaciones de Villa La Angostura. Se construirá colectivamente un diagnóstico participativo y, luego, la OPRI definirá las líneas de acción para dar respuesta a los planteos de las asociaciones presentes.

Además, el equipo técnico de la OPRI difundirá las líneas de asistencia que ofrecen organismos públicos y privados para el sector. También darán a conocer qué organizaciones están interesadas en colaborar con las asociaciones civiles de Villa La Angostura a través de capacitaciones orientadas a afianzar el fortalecimiento institucional como, por ejemplo, la Red Argentina de Cooperación Internacional (RACI).

Según se explicó desde la OPRI, se conoce como “diagnóstico participativo” al estudio o análisis realizado por un ente colectivo. Es un instrumento empleado por las comunidades para la edificación en conjunto de un conocimiento sobre su realidad, en el que se reconocen los problemas que las afectan, los recursos con los que cuentan y las potencialidades propias de la localidad que puedan ser aprovechadas en beneficio de todos. Esta herramienta permite además identificar, ordenar y jerarquizar los problemas comunitarios.

“Un correcto diagnóstico de la realidad de la comunidad es el punto de partida indispensable para que los miembros de esa comunidad planifiquen colectivamente actividades que les permitan mejorar su situación actual”, recalcaron los organizadores del taller.

Subrayaron también que el diagnóstico participativo es una opción para promover alternativas y solución a los problemas de una localidad porque “sensibiliza y motiva a los habitantes de la comunidad con los procesos de cambio y los hace partícipes activos de los mismos con el fin de mejorar la calidad de vida”.