Se realizó una capacitación en el complejo fronterizo Pino Hachado y contó con la presencia de representantes de los sectores público y privado de la provincia. Tras la conformación de la mesa de comercio exterior y turismo, efectuada el 30 de octubre, se concretó ayer una nueva reunión argentino – chilena en el complejo fronterizo Pino Hachado a la que asistieron más de 35 personas. Consistió en un taller de procesos aduaneros, migratorios y de sanidad que estuvo a cargo de instituciones trasandinas y del que participaron representantes de los sectores público y privado de la provincia.

El encuentro estuvo coordinado por el cónsul general de Chile en Neuquén, Roberto Cordero Pinilla y el jefe de gabinete de gobernación provincial de Malleco, Luis Carmach. El taller se constituyó como un espacio de encuentro técnico con el objetivo de detectar problemáticas y barreras en los procesos que realizan los operadores turísticos y de comercio exterior.

En representación de Neuquén asistieron funcionarios de las subsecretarías de Planificación y Acción para el Desarrollo-Copade, Turismo y Producción y referentes del sector privado como la cámara provincial de turismo, la unión de empresarios neuquinos, despachantes y agentes de transporte aduaneros y empresas exportadoras.

En la ocasión se abordaron diversos temas como trámites migratorios, el proceso de exportación, importación y tránsito en fronteras a cargo de Aduanas de Chile, el control sanitario que efectúa el Servicio Agrícola y Ganadero y los servicios logísticos que ofrece el Puerto de San Vicente Terminal Internacional (SVTI) a cargas en tránsito desde y hacia la Argentina.

La próxima actividad a desarrollar en el marco de esta mesa binacional se efectuará en la provincia del Neuquén y consistirá en un taller de características similares al efectuado ayer, con representantes de las instituciones argentinas que se ocupan de los procesos aduaneros, de sanidad y migraciones en los pasos fronterizos.