Taller de convivencia para jóvenes con probation

junio 26, 2012

Se hizo en el barrio Melipal, organizado por la dirección provincial de Participación Ciudadana. Se busca evitar enfrentamientos a través de la toma de conciencia y la realización de actividades en común entre diferentes sectores del barrio.

La dirección provincial de Participación Ciudadana dependiente del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo organizó un encuentro destinado a jóvenes del barrio Melipal que se encuentran cumpliendo el período de probation.

La actividad se realizó en conjunto con la comisión vecinal y la iglesia El Buen Samaritano y tuvo lugar en instalaciones de la iglesia. La jornada, denominada Vínculo y Operatividad, forma parte del programa “La participación ciudadana en la prevención de la violencia y del delito” (Prevyd) que la dirección general de Prevención y Vinculación Social desarrolla en diversos barrios de la ciudad de Neuquén.

El director provincial del área, Diego Cayol indicó que durante el encuentro se abordaron temáticas relacionadas a los enfrentamientos existentes entre sectores del barrio que generan episodios de violencia entre integrantes de diferentes grupos, “lo que tratamos de establecer son procesos de convivencia entre esos grupos, de tal manera que desactive el nivel de violencia que tienen los jóvenes entre ellos”, dijo.

En relación al taller remarcó su importancia y expresó que además se establecieron espacios de acuerdo para hacer actividades en común entre los grupos. En este sentido, explicó que se va a ir trabajando en modelos de convivencia, “a través de los cuales, se busca que los grupos antagónicos puedan convivir en un mismo espacio”.

Cayol manifestó que esta fue la primera experiencia con jóvenes que se encuentran cumpliendo con un período de probation y explicó que “se trata de unos sesenta jóvenes en esa situación en todo el barrio, de los cuales, ese día asistieron alrededor de 23”.

En este sentido, subrayó que quienes asistieron al taller, lo hicieron “porque las acciones de la dirección provincial de Participación Ciudadana no son obligatorias”.

“En un principio los participantes no mostraron entusiasmo sin embargo, una vez que terminó el taller lograron manifestar sus enojos y establecer puntos de acuerdo con sus pares. La mayoría de los chicos expresaron estar muy conformes con la actividad”, aseguró.

“Básicamente se les plantea el modelo de violencia y cuando advierten que es lo que ellos hacen, empiezan a hablar sobre el tema y a razonar de la misma manera que lo hace el capacitador. Comienzan a contar el problema que generó el hecho de violencia y a comprender por qué tomaron posición por un lado o por el otro”, sintetizó el director provincial.

Para finalizar, destacó que al término del encuentro todos los asistentes solicitaron continuar con el proceso de capacitación, y explicó que en este caso se prevé realizar una actividad propuesta por los mismos jóvenes. Aclaró además que desde la dirección “no se imponen actividades, ya que estas tienen que ser una construcción social del grupo”.