Taller de buenas prácticas en la producción de trucha arco iris

abril 29, 2010

El encuentro sirvió para presentar una guía de producción acuícola que busca mejorar procesos, garantizar la higiene, la salud humana y la sustentabilidad del medio ambiente. 

Técnicos del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (Cean) -dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial- participaron de un taller para presentar la guía sobre buenas prácticas en la producción acuícola para la trucha arco iris. La actividad se desarrolló en el Centro Regional Universitario de San Carlos de Bariloche y el objetivo fue exponer y debatir las prácticas actuales para mejorar en la producción.El encuentro, fue organizado por el Servicio Nacional de Sanidad Calidad Agroalimentaria (Senasa) a través del Programa de Apoyo al Fortalecimiento Institucional (Pafis) y por el Centro de la Pequeña y Mediana Empresa – Agencia de Desarrollo Económico del Neuquén (Centro PyME- Adeneu).

El tema central del taller fue las buenas prácticas de producción, entendidas como la “herramienta básica de obtención de productos seguros para el consumo o para el medio ambiente, cuyos ejes fundamentales lo constituyen la higiene y la forma de manipulación.”

En el curso también se trató la inocuidad y la calidad de los productos alimenticios que provienen de los establecimientos acuícolas, y la manera en la que se puede contribuir a la sustentabilidad del medio ambiente, la salud humana y animal, la integridad ambiental y el desarrollo social.

La guía de referencia fue elaborada por dos expertos en acuicultura: Gustavo Somoza del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y Pablo Núñez, técnico del Cean, especialista en reproducción, producción y genética de salmónidos, y manejo de pesquerías comerciales y recreativas.

Núñez fue el encargado de disertar acerca de engorde de truchas arco iris en jaulas flotantes, con un análisis de los aspectos particulares de la actividad. Además, contestó preguntas en un ambiente donde se buscó el debate e intercambio de experiencias e ideas.  

Sobre el cierre del taller se habló acerca de la producción de huevos y alevinos. Más tarde se entregaron certificados y se ofreció una cena para todos los presentes.

Acerca de las Buenas Prácticas

A pesar que su implementación es voluntaria, éstas ayudan al normal funcionamiento de cualquier establecimiento y son indispensables para aplicar el sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP) del programa de Gestión de Calidad Total (TQM) o algún sistema de control de calidad, como el ISO 9000.

Por otro lado, su implementación ayuda a posicionar la imagen de la empresa y ofrece la oportunidad de abrirse hacia mercados internacionales, además de facilitar el diálogo e interacción con las autoridades sanitarias locales.

Actualmente muchos gobiernos impulsan su uso para reducir los costos de producción y sobre todo para disminuir la contaminación, lo que se traduce en productos de mejor calidad y en mayor aceptación de los consumidores.