Se propuso coordinar una mesa de trabajo con las áreas de gobierno y la escuela para trabajar en diversos dispositivos que garanticen el rápido retorno a clases.

Esta mañana, la ministra de Educación, Cristina Storioni, recibió a las comunidades educativas de la Escuela N° 136 del barrio Confluencia y del Centro de Formación Profesional (CFP) N° 35, quienes solicitan las medidas de seguridad necesarias para habitar la escuela y articular acciones entre los ministerios que intervienen en la situación de toma de terrenos que se encuentran cercanos al edificio donde funcionan las instituciones.

En pos de definir de manera conjunta las acciones para la continuidad del dictado de clases en el edificio, la titular de la cartera educativa manifestó que “se convocará a una mesa de trabajo con las áreas de gobierno que intervienen en la situación y la escuela, para consensuar actividades y dispositivos necesarios que garanticen el rápido retorno a las clases”.

Asimismo, hasta que la situación se normalice, desde la dirección provincial de Nivel Primario y desde la dirección provincial de Educación Técnica, Formación Profesional y Ceret, se trabajará con los equipos directivos y docentes para diagramar las mejores estrategias educativas que fortalezcan las actividades escolares de ambas instituciones.

Del encuentro participaron también padres y madres pertenecientes a la comunidad educativa.