Señalan la necesidad de delinear políticas sobre temas medioambientales

marzo 19, 2009

En su discurso de apertura de la conferencia sobre “Cambio Climático y Energías Limpias”, la vicegobernadora Ana Pechen abogó por una mayor vinculación entre la política y la ciencia para la elaboración de proyectos para el cuidado del Medio Ambiente.
La vicegobernadora Ana Pechen, a cargo del Ejecutivo provincial, destacó la necesidad de vincular el sector científico con el político para delinear estrategias sobre temas medioambientales. Durante la apertura de la exposición “Cambio Climático y Energías Limpias”, que se realizó esta mañana en la Legislatura, Pechen resaltó la importancia de los acuerdos logrados en la materia entre los distintos sectores políticos de la Legislatura.

La conferencia estuvo a cargo de la doctora en Ciencias Meteorológicas, Rosa Compagnucci, como parte del “III Encuentro en Protección de Nuestros Recursos Naturales”, que organiza la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura.  

La presidenta de esta comisión, Graciela Muñiz Saavedra, señaló que la intención del gobernador Jorge Sapag es considerar al medioambiente como una política de Estado. Recordó, en ese sentido, la promulgación de las leyes que crearon el Fondo de Ciencia y Tecnología y el Polo Tecnológico en las ciudades de Plaza Huincul y Cutral Co, sancionadas el año pasado. “El encuentro servirá para plasmar programas y leyes que promuevan la utilización de energías limpias”, expresó.

La disertación de Compagnucci se centró en el desarrollo de las teorías existentes sobre las causas del calentamiento global. Explicó los cambios producidos en los últimos dos mil años y relativizó la intervención del hombre como responsable directo del calentamiento global por la emanación de gases tóxicos a la atmósfera. Al respecto, indicó que influyen también causas naturales derivadas del aumento o disminución de la actividad solar.

La especialista instó a que el sector político tenga presente el desarrollo de energías alternativas como la eólica, geotérmica, solar y las derivadas de la utilización del hidrógeno. Además, se manifestó en contra de la energía nuclear por el alto riesgo que contiene y de los biocombustibles, por generar un problema alimenticio en la sociedad. Sobre nuestra región, pronosticó para este año lluvias e intensas nevadas derivadas de la corriente “La niña”.

El encuentro contó con la presencia de los diputados del Movimiento Popular Neuquino (MPN), José Russo, Carlos González, Silvia De Otaño, Graciela Castañón y Aramid Monsalve; de Alternativa Neuquina, Paula Sánchez y de UNE-MUN-PS, Rodolfo Canini.

Estuvieron también los subsecretarios Claudio Garretón, del Copade y Julio Anguita, de Medio Ambiente; el presidente de la Agencia para el Desarrollo y Promoción de Inversiones, Pedro Salvatori; la secretaria de la Cámara, María Inés Zingoni; funcionarios de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC); representantes de organizaciones no gubernamentales y docentes universitarios.

Pequeña edad de hielo en 2015

Compagnucci realizó una recopilación de distintos trabajos de investigación relacionados con el estudio climático en el mundo y comparó los modelos y los métodos para determinar cuánto de culpa tiene el hombre en el actual recalentamiento global. Hizo referencia a la retracción de los glaciares y confirmó la aceleración del proceso en las últimas décadas.

Sobre la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, mencionó que no está comprobado que la acción del hombre sea la única culpable por el calentamiento global. Por el contrario, concluyó que los cambios climáticos en los últimos 2000 años se deben mayormente a causas naturales y no a efectos antropogénicos (industrialización). Sin embargo aclaró que no existe un consenso científico por las diferencias en las metodologías que se utilizan y en los datos recabados.

Informó que en los próximos años se observará una baja en los rayos solares, situación que producirá un descenso de la temperatura. “Entraremos a partir de 2015 en una pequeña edad de hielo”, dijo, y explicó que un ciclo similar tuvo lugar en Europa entre los siglos XVI y XIX.

También desacreditó los estudios realizados por el IPCC (sigla en inglés del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) por no tener en cuenta como variable la irradiación solar y la incidencia de manchas solares y rayos cósmicos al momento de medir los cambios de temperatura en la tierra.

En otro tramo de la exposición abordó los problemas que conlleva el consumo desmedido de energía; el deterioro del entorno; el paulatino agotamiento de los recursos naturales y el desequilibrio irracional en el reparto y uso de energía. En ese sentido mencionó la necesidad de evitar los desmontes por acarrear importantes cambios climáticos y erosión del suelo.

Experiencia científica y académica

Compagnucci es doctora en Ciencias Meteorológicas e investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). En la actualidad se desempeña como profesora en el Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Universidad de Buenos Aires. Cuenta con una amplia trayectoria docente y ha escrito numerosas publicaciones en libros y revistas especializadas en la temática.

En uno de sus últimos artículos, “Reflexiones sobre el cambio climático”, analiza la hipótesis que sostiene que la causa del calentamiento global está vinculada con el aumento antropogénico del dióxido de carbono y de otros gases invernadero.

Plantea como punto de partida el interrogante sobre lo inusual del actual cambio climático en el contexto de los últimos 2000 años. En este análisis, detecta un “calentamiento medieval” entre los siglos IX y XIV, advierte que la actividad solar decayó notoriamente durante la “Pequeña Edad del Hielo” y que a mediados del siglo XIX volvió a incrementarse, alcanzando altos valores durante el siglo XX.