Yo confío tremendamente en Patricia (Maistegui, subsecretaria de las Mujeres), porque ha entregado su vida a esto. Y en el gobierno también hemos aprendido que cuando queremos fortalecer aciertos y cuando queremos y necesitamos cambiar errores, también lo tenemos que llevar adelante desde el gobierno con áreas que sean conducidas por personas que tengan idoneidad y oficio en el tema. Patricia y su equipo lo tienen.

Para mí, al momento de tener que firmar un decreto o tomar una decisión, me resulta muchísimo más fácil porque sé que vamos a hablar el mismo lenguaje. Pero ese lenguaje es el lenguaje del colectivo, no de una persona contra otra. Son tiempos de que nosotros hagamos realidad estas necesidades de cambio.

El otro día la OEA (Organización de los Estados Americanos) hacía un reconocimiento de ocho países. Uno era la Argentina, por Neuquén. Porque hemos creado y estructurado en nuestro organigrama, en nuestro gobierno, la temática y la política concerniente a la diversidad.

Hace poco, el año pasado, la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) hacía un reconocimiento de la calidad educativa de las escuelas rurales, poniéndolas en línea, a la misma altura de calidad, que las escuelas urbanas. Esto no quiere decir que no haya dificultades, problemas o errores, o que no nos falta; nos falta. Se ha hecho muchísimo, pero hay muchísimo por seguir haciendo.

Y en esto confío, nuevamente quiero decirlo, en Patricia y su equipo para que abran este espacio participativo y que, al cabo de estos cuatro años, de este compromiso social que hemos asumido, al mirar hacia atrás veamos que valió la pena, que avanzamos, crecimos y nos desarrollamos.

Aquí les planteo entonces que las expectativas, el desgano, la falta de esperanza o confianza que pueden haber tenido en algún momento de vuestra vida, quedó atrás. Sin olvidarlo, quedó atrás, porque hoy volvieron nuevamente acá a dar el debate y decir: sí, renuevo el compromiso de poner mi esfuerzo individual para mejorar y salir adelante. Quiero que sepan que el gobierno provincial tiene las puertas abiertas, pero que el tiempo corre y corre. El tiempo no perdona, y hay tierra fértil para sembrar este cambio. Lo queremos hacer. Pónganse de acuerdo, que haya tolerancia, diálogo y propicien los cambios que se necesiten, que el gobierno lo va a avalar. Escuchándolos, vamos a dialogar y los vamos a estructurar.

Pato, felicitaciones, gracias a cada una de ustedes que sigue confiando y viene a trabajar acá. Este tiempo es un tiempo donde cada uno de ustedes pone un ratito, un rato, una hora. Esto, yo quiero decirles, es tiempo ganado para toda la sociedad.

Cuando se habla de prevención, acá estamos empezando a prevenir al definir políticas públicas construidas sobre la base del diálogo y logrando consensos. El consenso es difícil a veces, pero es necesario, imperioso y es la herramienta que nos va a permitir generar desarrollo para los neuquinos.