Desde el ministerio de Salud recomendaron moderación al consumir productos de chocolate y precaución al comprar pescados o mariscos, que deberán ser preferentemente frescos y no enlatados.

El ministerio de Salud difundió algunas recomendaciones para proteger la salud durante los cuatro días feriados que, para la Iglesia Cristiana, representa la Semana Santa católica.

Estas fechas suelen implicar algunos cambios en la alimentación habitual, por lo cual sería conveniente moderar el consumo de algunos de los productos tradicionales, como son las roscas, los huevos y figuras de chocolate; y tomar algunas precauciones en relación con la compra, conservación y consumo de pescados y mariscos.

Samuel García, referente de Nutrición y coordinador de la comisión provincial de Alimentación Saludable (CASP), recomendó que “para hacer más saludables las Pascuas 2019, es recomendable retomar las tradiciones y realizar juegos con los niños, que incluyan desde el pintado de los huevos de gallina y la búsqueda de los mismos en el hogar, para así concretar actividades físicas en familia”.

Además, García aconsejó “en lugar de comprar un huevo de chocolate por persona, compartir un huevo en familia. De esta manera se consumirán menos calorías, azúcar y grasa”. En cuanto a otro producto tradicional y dulce, sugirió preparar la tradicional rosca de pascua en casa y agregarle frutos secos a la masa, los cuales poseen aceites esenciales beneficiosos para la salud.

En cuanto al consumo de pescados y mariscos, desde Punto Saludable sostienen que la Semana Santa es una oportunidad para incorporar estos alimentos. El referente destacó que “contienen un alto grado de proteínas, calcio, ácidos grasos, Omega 3 y grasas cardiosaludables” y agregó que “el consumo del Omega 3 está asociado con la mejoría de la función inmunológica, la disminución de la presión arterial, la reducción del colesterol y los triglicéridos, la prevención de la arritmia, la muerte súbita, la depresión y el Alzheimer. Por todos estos beneficios, el consumo de pescados es altamente recomendado”.

En Semana Santa, además de las típicas empanadas de Vigilia –rellenas con pescados como atún, jurel, caballa, merluza, entre otros–, también se puede elaborar tarta de atún, cazuelas, filete de pescados a la plancha o parrilla (envueltos en papel de aluminio) o al horno junto con diferentes verduras como papa, calabaza, cebolla, berenjena, entre otras; además se pueden elaborar milanesas de pescado, las que se pueden rebozar con avena fina.

Otra recomendación vinculada a la compra de pescados o mariscos frescos, es realizarlo en locales habilitados y elegir pescado fresco, que es más económico y contiene menos sal que las conservas en latas. Hay que observar que tengan la piel firme, los ojos redondos, claros y brillantes, y que no tengan olor fuerte.

Si se compra congelado, se debe observar con detenimiento el contenido y la rotulación del envase y mirar que la temperatura registrada en el termómetro de la heladera o vitrina conservadora sea de -18º C. Sí la opción es la conserva en lata, es importante ver la fecha de vencimiento y que la lata no esté abollada.

En estos días también se puede optar por la elaboración de preparaciones con variedad de verduras, las que se pueden utilizar en tartas, empanadas, rellenos de pastas, budines, etc.; mientras que se aconseja, a la hora de elegir los cereales, preferir los integrales y las legumbres.

Por otro lado, estos días son una oportunidad para realizar caminatas familiares, paseos en bicicleta y disfrutar de la actividad física al aire libre.