Con la presencia de la Licenciada María Zysman, el encuentro reunió a más de 100 referentes de Neuquén y de otras provincias del país.

Bajo el título “Mirándonos, el reconocimiento y sus posibles intercambios”, el Ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud, a través de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia, realizó el jueves la segunda jornada del ciclo destinado referentes adultos para fortalecer el acompañamiento de adolescentes. En esta oportunidad la actividad se desarrolló junto a la Licenciada en Psicopedagogía María Zysman.

“¿Qué es lo que podemos brindarles a las y los adolescentes para que se sientan sostenidos por nosotros?”, inició Zysman, alrededor de la pregunta “cómo acompañar”. “Presencia, diálogo, conversación, respeto, apertura. Sobre todo la presencia”, sostuvo.

La especialista destacó que “el diálogo no tiene que ver con dar soluciones, algo que nos sucede con frecuencia al hablar con nuestros hijos o nuestros alumnos, sino con poder escuchar y pensar qué vamos a decirles”.

En relación a la situación de pandemia, aportó una necesaria reflexión sobre recuperar la idea de la transitoriedad: “me parece importante buscar creativamente otras opciones para que este transitar no sea pensando siempre en el momento en que se termine, sino en ir logrando cosas en este contexto”.

Luego de la exposición, las y los asistentes se dividieron para trabajar en grupos de acuerdo a su microrregión de procedencia y en base a las consignas que cada participante había recibido previo al encuentro. Así, surgieron ideas e inquietudes tales como acompañar espacios de participación de las adolescencias con discapacidad y abrir puertas a que la inclusión sea real o profundizar el trabajo artístico junto a las adolescencias. “Siempre se las llamó materias especiales en la escuela y ahora están haciendo posible que sobrellevemos estos tiempos”, acotó Zysman.

“Fortalecer estos espacios de intercambio, posibilita construir estrategias colaborativas para generar acciones donde las adolescencias sean protagonistas y las personas adultas tengan herramientas concretas para el acompañamiento en el marco de la pandemia, pero también en esta etapa vital que atraviesan”, reflexionó Miriam Díaz, subsecretaria de Niñez y Adolescencia.

De la actividad participaron 119 personas de las localidades de Aluminé, Andacollo, Buta Ranquil, Centenario, Chos Malal, Cutral Có, El Cholar, Huinganco, Junín de los Andes, Las Coloradas, Las Ovejas, Neuquén Capital, Picún Leufú, Piedra del Águila, Plaza Huincul, Plottier, Rincón de los Sauces, San Martín de los Andes, Senillosa, Villa la Angostura y Zapala. También de las provincias de Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Entre Ríos y Río Negro.