El ministro Jefe de Gabinete indicó que desde la el Estado provincial están colaborando con el Ministerio Público Fiscal para identificarlos y que se les inicien las causas penales correspondientes. Además, dijo que si entre los usurpadores hay empleados públicos se les iniciarán sumarios y podrán perder el empleo. Mientras tanto se están relevando a las familias con los equipos de Desarrollo Social y de Derechos Humanos.

El ministro Jefe de Gabinete, Sebastián González, afirmó hoy que desde el gobierno provincial “repudiamos las usurpaciones de terrenos y a los instigadores que están detrás” y que están trabajando en colaboración con el Ministerio Público Fiscal (MPF) “aportándole a la Justicia toda la información para identificarlos y que se los impute penalmente”.

González se refirió así a las tres usurpaciones o ‘tomas’ que fueron concretadas en las últimas dos semanas en tierras tanto privadas como públicas del ejido de la ciudad de Neuquén, una de ellas en un predio perteneciente a una cooperativa de Vivienda.

“Lo primero que hay que decir aquí es que la usurpación de tierras es una acción ilegal, es un delito. Evidencian un intento de lucrar con la necesidad de la gente”.

Agregó que, a la vez, se enviaron equipos técnicos de las áreas de Desarrollo Social y de Derechos Humanos de la provincia “para poder identificar a los que efectivamente tienen necesidades básicas en materia de viviendas y los que están siendo oportunistas para realizar algún lucro”.

Toda la información relevada fue cursada al MPF para que, mediante el número de chapas patente de los vehículos apostados en el lugar, pueda verificar la identidad de las personas “y ver si hay empleados públicos para que le sean iniciados los sumarios correspondientes, ya que como se trata de delitos del orden económico son incompatibles con el empleo público y pueden perderlo”.

Respecto de la composición de las personas que mantienen la usurpación, González señaló que “hay muchísimas familias con necesidad de vivienda, pero sólo una minoría realiza estas acciones. Muchas son instigadas y parte de nuestro compromiso es trabajar con la Justicia para identificar a los que se aprovechan de la buena fe de quienes tienen carencias y que se les inicien causas penales”.

Iniciativas para una nueva planificación urbana

Según anticipó el ministro, la provincia ya se encuentra trabajando con la municipalidad de Neuquén para prevenir que se repitan estas acciones en el futuro y facilitar el acceso a la vivienda. “Esto evidencia la falta de una planificación urbana que quedó de la gestión municipal anterior y que ahora el intendente Mariano Gaido está tratando de recomponer”, indicó.

Para ello se diseñó un proyecto de ordenanza de planificación urbana que fue presentado en el Concejo Deliberante neuquino y otro de creación del Instituto Municipal de la Vivienda, que permitirá complementar la actividad del Instituto Provincial de Vivienda y urbanismo (IPVU) y de las cooperativas que trabajan con el organismo para ampliar la oferta de viviendas y de suelo urbanizable con servicios. “Esto es muy importante porque son las soluciones de fondo que necesitamos para desincentivar estas acciones que, reitero, repudiamos completamente”, señaló.

Indicó que en relación con la usurpación que se concretó el domingo pasado por la noche existe ya una intimación de desalojo por parte de la Justicia. “Con esa orden de desalojo en la mano la policía volverá a intimar a los responsables y se verá si se retiran por sus propios medio o se los obliga a que abandonen ese predio que no les corresponde”, dijo.

Y recordó que se debe tener en cuenta “que hay situaciones de riesgo y de seguridad, porque hay gasoductos, oleoductos, pozos activos, por lo que venimos trabajando con ellos en este sentido para sensibilizarlos y que se retiren”.