Entre los 300 corredores, Valeria y Ezequiel llegan a Neuquén para realizar juntos el desafío. Participarán en la modalidad de 10 kilómetros combinada con raquetas de nieve con una silla de ruedas adaptada para esta prueba.  

El 29 de septiembre se realizará la tercera edición de la carrera a pie de montaña Copahue Extremo con la participación de unos 300 corredores, entre los que se encuentra el equipo integrado por Valeria y Ezequiel, quienes correrán con una silla de ruedas adaptada para este tipo de competencia. La largada será a las 10.

Se trata de Valeria Gasa (29 años) y su hijo Ezequiel (9 años), quien tiene parálisis cerebral con retraso madurativo. Ellos son oriundos de la localidad de Salto, en la provincia de Buenos Aires, y juntos forman un equipo todo terreno.

El vehículo que utilizarán será el Carrito Argentino, como lo denominan. Es una silla de ruedas adaptada para competir, en la cual Valeria va adelante corriendo y mediante un arnés acarrea a Ezequiel. En otras modalidades y superficie la dupla utiliza una bici adaptada: Ezequiel va sentado adelante.

Su historia comenzó hace varios años cuando Valeria era acompañante terapéutica de Ezequiel en ese entonces de un año y medio, en el Hogar del Niño de Salto.

En ese vínculo, Valeria -de profesión psicopedagoga- se encariñó con el niño y finalmente pensó en adoptarlo. Hoy tiene una guarda provisoria y espera que en breve le den la adopción definitiva.

“Hace rato que venimos luchándola y el deporte nos abrió una puerta muy grande, algo que nos hizo disfrutar la vida de otra forma”, resaltó la joven profesional en diálogo con periodistas en el espacio que el ministerio de Turismo provincial difunde en Radio y Televisión del Neuquén (RTN).

Agregó que siempre intentan transmitir algo a la gente: “Ese mensaje está llegando de a poco, y cada vez más familias quieren salir a la calle con sus hijos que desean hacer deporte de alguna forma”.

Desde que están juntos recorren el país y ya llevan unas 60 carreras. El Copahue Extremo es otro de los tantos desafíos que encararon porque, como dice en las ruedas de sus vehículos adaptados, “si quieres, puedes”.