Del encuentro participaron autoridades de Salud, Obras Públicas y el Colegio de Arquitectos, con el objetivo de continuar las gestiones tras la selección de la propuesta ganadora del concurso de ideas.

Tras la selección del proyecto ganador del concurso para la construcción del nuevo hospital Norpatagónico, autoridades y referentes de las áreas involucradas en este proceso se reunieron ayer para continuar con las gestiones.

Del encuentro participaron el subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves; el director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel; el presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén, Diego López de Murillas; y la presidenta de la Regional 1 del Colegio, Paula Polich, entre otros referentes.

Esteves destacó que esta obra fue una de las prioridades marcadas por el gobernador al inicio de la gestión. “Desde ese momento estamos trabajando en conjunto los equipos de Salud y los equipos técnicos de Obras Públicas, con el asesoramiento de todas las empresas de servicios, como el EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), el EPEN (Ente Provincial de Energía del Neuquén) y (la dirección provincial de) Vialidad. Fue en búsqueda de encontrar una solución a una demanda que tenía no solamente la provincia sino toda la región”.

“La forma más clara y transparente de realizar el anteproyecto que hoy tenemos fue a través de una asociación con el Colegio de Arquitectos, con quienes conformamos un grupo de trabajo en pos del beneficio de todos los neuquinos”, dijo el subsecretario y destacó que el proyecto seleccionado implica un espacio “amplio, limpio, con buena luz y buena protección del clima natural”.

El funcionario explicó que resta contratar el proyecto ejecutivo, acción que llevará aproximadamente seis meses y a partir del cual se podrá hacer la licitación pública para la construcción del hospital.

Sobre la presentación de proyectos en el concurso, remarcó que “provinieron no solo de profesionales del país, sino también del exterior”.

Autoridades y referentes de las áreas involucradas en este proceso se reunieron ayer para continuar con las gestiones.

“Antes de fin de año el objetivo es hacer este llamado a licitación y el plazo de ejecución serán dos años y medio aproximadamente”, dijo Esteves.

Por su parte, Lammel expresó que “es un placer trabajar en conjunto para llegar a una definición y tener un proyecto ya en marcha, que vamos a trabajar para luego realizar la licitación. Estamos muy contentos, porque este tipo de situación reafirma a Neuquén en el podio de la salud pública”.

A su vez, aclaró que se desarrolló “un gran trabajo previo entre los equipos para poder realizar el Plan Médico Arquitectónico, que dio fuerza para llegar a este momento. Esto no es sólo para los neuquinos, sino para toda la región, ya que este hospital está pensado para que pueda atender la demanda de poblaciones aledañas a Neuquén. Esto coloca a la provincia en una situación generosa respecto de la salud pública”.

Detalló también que será de “alta complejidad y tendrá 300 camas, de las cuales la mitad son de altísima complejidad”. Además, enfatizó que “lo importante es que este hospital viene a integrar una red sanitaria que ya está instalada. Es un hospital pensado para un Neuquén que está creciendo”.

López de Murillas destacó la importancia de esta realización conjunta, porque “es un paso muy importante y una nueva estrategia para hacer esta obra pública. Estamos muy contentos”.

Sobre el proyecto ganador del concurso, recalcó que “es muy bueno, primero porque tiene una contemporaneidad muy importante en su simpleza y contundencia, lo cual en un edificio es una virtud”.

“Es de muy fácil construcción, es muy modulable, lo que permite realizar etapas. Esas características permiten cambios, como van a existir y como existen en la medicina, y esto permite una gran adaptabilidad”, dijo y agregó que “en cuanto a su imagen nos parece que también es muy contemporáneo, porque carece de esa monumentalidad, de artilugios escenográficos que muchas veces hemos comprado como buena arquitectura, y no es así. La arquitectura tiene que responder a los tiempos y esto tiene una austeridad que es excelente”, indicó.

Polich se refirió al proceso de selección del proyecto y destacó que “cumple con todas las características requeridas, es absolutamente austero y corresponde con el relieve en el que se encuentra. Como Colegio, agradecer al gobierno por tenernos en cuenta y entender que tiene que trabajar con la parte técnica, que somos los arquitectos. Es una posibilidad de enaltecer nuestra profesional. El resultado que vemos en el proyecto es el que esperábamos y es la forma en que queremos transmitir la arquitectura en la ciudad”.

Esteves destacó que esta obra fue una de las prioridades marcadas por el gobernador al inicio de la gestión.