Ante la rotura de un manómetro del equipo de calefacción central del establecimiento escolar, autoridades de Educación y Obras Públicas articularon e intervinieron rápidamente para atender la situación de la escuela.

Esta mañana se produjo la rotura de un artefacto del equipo de calefacción central que ocasionó la pérdida de gas dentro del establecimiento, hecho que obligó a suspender de forma preventiva las clases en la Escuela Primaria N° 298 de Neuquén, para resguardar a los menores y al equipo docente del establecimiento.

En un trabajo articulado con el Consejo Provincial de Educación (CPE), autoridades de la subsecretaría de Obras Públicas actuaron rápidamente para reparar la rotura de un manómetro (instrumento mecánico para medir presión de gas) en el equipo de calefacción central de la Sala de Máquinas.

Desde Obras Públicas señalaron que “se actuó de acuerdo al protocolo de evacuación para este tipo de situaciones y se intervino de inmediato con la empresa de calefacción central para la reparación y el reemplazo del repuesto, el cual ya fue colocado”.