La obra de electricidad en el sector Calf beneficia a 39 familias. Se realizó con fondos provinciales, con una inversión superior a 2,4 millones de pesos.

La dirección provincial de Regularización, dependiente del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), finalizó la obra de electricidad en el asentamiento Calf de la ciudad de Neuquén, que beneficia a 39 familias. La construcción se logró a través de fondos provinciales, con una inversión de 2.413.720 pesos.

El asentamiento está ubicado en las calles Alfonsina Storni y Anaya.

Según se destacó desde esa área del IPVU, se trata de una obra que forma parte de la proyección de infraestructura provincial “para que todos los neuquinos gocen de los mismos derechos y posibilidades”.

El director provincial de Regularización del IPVU, Marco Zapata, destacó que “esta inversión con fondos de la provincia tiene como objetivo lograr igualdad de derechos y que el Estado esté presente ante cualquier necesidad del ciudadano”.

“Es un plan de gestión y la directiva del gobernador Omar Gutiérrez es llegar a cada lugar de la provincia”, señaló Zapata. Expresó que “los vecinos del sector CALF se encuentran satisfechos, ya que es una obra que esperaban hace algunos años”.