Los participantes identificaron plantas que habían llevado y las clasificaron de acuerdo a los principios activos de las plantas.

Alumnos, familiares y docentes de la Escuela 254 de Chos Malal participaron de un taller sobre plantas saludables. La actividad fue organizada por la Red Jarilla de Plantas Saludables de la Patagonia y el Grupo Mayal, y contó con la participación de referentes de la Zona Sanitaria III y el Centro Provincial de Formación Permanente de Agentes Sanitarios, según informó el ministerio de Salud y Desarrollo Social.

Los participantes trabajaron sobre las propiedades de las plantas, la elaboración de preparados y el cuidado de la naturaleza. María Lorena Colombo, coordinadora del centro de formación permanente, comentó que “el objetivo central es promocionar el cuidado de la vida en todas sus formas y hacer circular el saber popular y comunitario, para conservar la salud y recuperarla con el uso adecuado de plantas saludables locales”.

Participaron 42 personas de la comunidad de la escuela, entre ellos alumnos, familiares y docentes de dos primeros grados del turno tarde.

Entre las actividades realizadas, los participantes identificaron plantas que habían llevado, y las clasificaron de acuerdo a los principios activos de las plantas. También trabajaron sobre el cuidado de las plantas y el respeto por la vida.

Parte de la jornada fue destinada a la elaboración de ungüentos de llantén y caléndula. Se especificaron los pasos a seguir para la preparación y se brindaron recomendaciones sobre la identificación de frascos.

Plantas saludables de la zona 

El llantén es una planta de hojas planas, muy fácil de encontrar en la zona. Para su uso externo, preparado como ungüento, tiene propiedades cicatrizantes, desinflamatorias y antibióticas. También ayuda a aliviar el dolor de oídos y las picaduras de insectos. Para su uso interno, en infusiones, está recomendado para el alivio de gastritis y úlceras, para tratar la baja presión, las dolencias renales y como hepatoprotector.

La caléndula es una planta con flores naranjas y amarillas que posee numerosas propiedades medicinales. Los ungüentos de esta planta previenen las arrugas de la piel y son muy utilizados para el tratamiento de las grietas de pezones en mujeres que amamantan. Es cicatrizante para lastimaduras, desinflamatorio, antibiótico para infecciones y está recomendado para personas con psoriasis y para aliviar picaduras de insectos.

Principios de la Red Jarilla

Este grupo promueve una serie de valores asociados al cuidado de la naturaleza. Sostienen que se debe hacer un uso respetuoso y responsable de las plantas y que el saber popular y el conocimiento deben circular en la comunidad de manera gratuita. Por esto, considera a las abuelas y abuelos como guías en el aprendizaje de prácticas sanadoras.

Además, entre los principios de la red se defiende la vida, se protegen las fuentes de agua y el cuidado de la tierra, se agradecen los dones de las plantas saludables, y se las reconoce como remedio, alimento y como un ejemplo de la diversidad de la vida.