Analizaron lo actuado y acordaron acciones para realizar en 2017. También hubo una reunión en Villa Pehuenia.

La Mesa de Ordenamiento Territorial de Andacollo se reunió el pasado viernes para realizar un balance de lo realizado en 2016 y acordar acciones para el próximo año. En particular, se anunció el compromiso de retomar este espacio en febrero para presentar algunos de los mapas elaborados en base a la información recopilada, más un documento síntesis que cuente todo el proceso de trabajo, ya que se trata de una experiencia pionera a nivel provincial.

La labor de la mesa se enmarca en la ley provincial 2.713, que busca introducir la gestión de riesgo en los procesos de planificación. Por eso cuenta con el acompañamiento técnico de la Secretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE, cuyas técnicas asistieron a los encuentros realizados a lo largo del año y comprometieron la presentación de un par de propuestas para dictar en 2017 un curso de capacitación docente que trata esta temática; y también una jornada con pobladores para interiorizarlos de todo lo realizado hasta el momento.

Para 2017 se prevé una instancia de mayor acción y concreción de lo trabajado en la mesa, lo que dará como resultado el documento del plan de ordenamiento territorial de Andacollo. Sumado a ello, se prevé trabajar en la sensibilización de este proceso con la comunidad y también en la redacción de las ordenanzas que permitan llevar a cabo el plan.

La última reunión del año fue presidida por el intendente Ariel Aravena y contó con la participación de funcionarios del COPADE, concejales y miembros del gabinete local. El jefe comunal realizó un balance positivo de los avances y manifestó su interés en continuar trabajando en pos de una localidad más ordenada y planificada.

Aravena comentó también que desde el Concejo Deliberante avanzaron en la actualización de las tasas tributarias y que además decidieron no entregar tierras que no cuenten con los servicios.

Luego, los referentes de las distintas áreas y organismos que participan de este espacio comentaron los aspectos positivos y los logros que obtuvo la mesa, así como también expresaron qué es necesario mejorar para el próximo año.

Un aspecto positivo para todos fue la gran cantidad de herramientas que este año lograron construirse; y que constituyen un gran aporte al proceso de ordenamiento de la localidad. En ese sentido mencionaron los mapas de riesgo, de tierras con aptitud para urbanizar, de las zonas urbanizadas con conflicto y de las posibles zonas a urbanizar y su dotación de servicios, entre otros.

Además, se logró construir un protocolo en relación a los pasos necesarios para hacer entrega de tierra a los vecinos analizando puntos centrales como la tenencia y los servicios. La intención es que este protocolo sea tratado en el Concejo Deliberante –que reciente creó una comisión específica de ordenamiento territorial- y de prosperar, aprobarlo por ordenanza el próximo año.

En lo que respecta a los puntos para profundizar en 2017, se habló de mejorar la comunicación y acelerar el intercambio de información clave entre actores.  Uno de los objetivos a principios de este año fue obtener un mapa con las redes de servicios.

Desde la Secretaría del COPADE se planteó la posibilidad de brindar un curso dirigido a docentes en relación a la temática de educación ambiental y riesgo, que fue dictado este año por primera vez en Neuquén Capital y que posibilitaría acercar a los docentes y alumnos a esta temática. Sumado a ello, desde la mesa se pidió armar un encuentro más breve y para todos los vecinos interesados donde se pueda contar en qué se trabajó, para qué se lo hizo –dando casos concretos de mejorías registradas a nivel local- y con qué problemas se enfrentaron en Andacollo para evitarlos a futuro.

También en Villa Pehuenia

Técnicas del COPADE asistieron también a Villa Pehuenia-Moquehue para participar del taller de validación de los mapas de amenazas, vulnerabilidades y riesgo de la localidad que fueron efectuados a través de un proceso similar al de Andacollo. En la ocasión plantearon la posibilidad de replicar allí el curso para docentes sobre educación ambiental y gestión de riesgo, con fuerte énfasis en prevención de incendios ya que éste es un tema que preocupa a nivel local.

La subsecretaria de Planificación municipal, Natalia Fenizzi, expuso el contexto en el que se encuentran trabajando ya que Villa Pehuenia cuenta con un plan de desarrollo estratégico con varios ejes centrales de trabajo. En este sentido contextualizó el trabajo del taller de construcción y validación del mapa de riesgo en el eje ambiental.

A continuación, técnicas del COPADE presentaron los mapas de amenazas, vulnerabilidad y riesgo digitalizados, tomando como base los realizados durante el primer taller llevado a cabo el pasado 4 de octubre. Una vez validados y corregidos esos mapas, se trabajó en relación a la principal amenaza que los participantes identificaron: los incendios.

En ese sentido se planteó la necesidad de una mayor sensibilización tanto para los residentes como para los turistas que eligen visitar ese destino en vacaciones. Se propuso realizar un trabajo con los docentes de la localidad para que pueda ser replicado en las aulas. A tal fin se convocará a la institución pertinente. Sumado a ello, se planteó la necesidad de capacitar también a bomberos y brigadistas haciendo hincapié en la realización de simulacros.

Se conversó también sobre las capacidades y fortalezas que tienen desde Defensa Civil en relación al tema de incendios. Para atender situaciones de riesgo cuentan con un rol de llamadas internas que les agiliza el manejo. Además, poseen un registro actualizado de recursos disponibles en cada institución, realizan un relevamiento de datos personales de cada turista que ingresa a la localidad y a las áreas recreativas y les entregan folletería informativa sobre prevención de incendios.