El objetivo es recuperar los espacios públicos jugando, para promover derechos y profundizar vínculos comunitarios.

La subsecretaría de Niñez y Adolescencia, dependiente de la secretaría de Estado de Niñez, Adolescencia y Juventud, en conjunto con la asociación civil Nueva Crianza y el Taller “Cre Siendo” realizaron ayer por la tarde una Fiesta Callejera dentro del programa “Ciudades de niñas y niños”, que promueve fomentar procesos participativos en el espacio público.

Esta iniciativa se desplegó en el predio de ingreso a la ex U9 donde funciona la secretaría de Estado de Niñez, Adolescencia y Juventud. Hubo juegos didácticos, burbujas, pinturas, circuito con desafíos que invitan a mover el cuerpo, juegos de mesa y otras propuestas, que se fueron inventando en distintos espacios de participación de la niñez.

La secretaria de Estado de Niñez, Adolescencia y Juventud, Sofía Sanucci Giménez, precisó que “terminamos un día lleno de risas, juegos y encuentros. Nos encontramos en la ex U9, un espacio recuperado por la decisión política del gobernador Omar Gutiérrez, por y para la ciudadanía. Hoy las y los protagonistas fueron las niñas y niños”.

La Fiesta Callejera llega a distintos sectores de la ciudad e invita a que todas y todos sean parte de esta acción comunitaria.

Por su parte, la subsecretaria de Niñez y Adolescencia, Miriam Díaz, remarcó que esta iniciativa “propone recuperar el espacio público desde una mirada sociocultural. Por eso es muy importante que se resignifique este lugar y se habilite para dejar espacio para jugar en comunidad”. Además, señaló que “el juego como lenguaje de la niñez, es la herramienta para promover derechos, además de incentivar la participación y fortalecer la construcción de ciudadanía”.

Al respecto, Maite expresó que “jugar como niña aprendí que es liberarse un poco, liberar la imaginación”. Por otra parte, una vecina del sector dijo: “Me crié en este barrio, jugando en estas calles, y la verdad que es la primera vez que vengo al predio de la ex cárcel a jugar y me parece genial. Recuperar espacios está buenísimo, porque son abiertos, para que niñas y niños puedan ser libres”. También Morena, quien se sumó a la actividad junto a su hermano Tiziano, comentó: “A mí me encantan estas fiestas, porque esto es libre, pueden venir muchas personas y compartir”.

La Fiesta Callejera llega a distintos sectores de la ciudad e invita a que todas y todos sean parte de esta acción comunitaria para así seguir fortaleciendo lazos en cada espacio.

Hubo juegos didácticos, burbujas, pinturas, circuito con desafíos que invitan a mover el cuerpo, juegos de mesa y otras propuestas.