Participaron referentes culturales de las provincias que integran el Ente Cultural de la Patagonia.

Concluyó el segundo encuentro de Patrimonio Cultural Inmaterial, que se llevó a cabo este fin de semana en la ciudad del Neuquén y del que participaron representantes de áreas de Cultura de las seis provincias que integran el Ente Cultural de la Patagonia (ECP). La subsecretaría de Cultura de la provincia ofició de anfitriona del evento.

Durante las dos jornadas que duró el mismo, representantes de dichas carteras disertaron y debatieron sobre aspectos esenciales del patrimonio cultural inmaterial regional y sobre casos puntuales de cada lugar.

En este marco, el subsecretario de Cultura, Marcelo Colonna, expresó que “a la finalización del encuentro se vieron cumplidos muchos de los objetivos que nos propusimos, entre los que estaban trazados desde el primer encuentro en Viedma, más todo lo que nos quedó como trabajo y que surgió de este nuevo”.

La subsecretaría de Cultura de la provincia ofició de anfitriona del evento.

Esta segunda edición trajo consigo un Encuentro de Tejedoras, que puso en vista lo que el patrimonio en vigencia significa. “De este encuentro de tejedoras y de todo lo positivo que trajo, apareció la idea de hacer una actividad similar a nivel provincial, así que ya estamos trabajando desde la subsecretaría para que se produzca este encuentro de tejedoras de toda la provincia”, comentó Colonna.

En el encuentro también se llegó a la decisión conjunta entre las partes de continuar con el trabajo sobre testimonios calificados de agentes de la cultura inmaterial de diferentes lugares, más allá de la Patagonia.

En este sentido, Colonna comentó que “se decidió en forma unánime por la continuidad de este espacio en el que nos visitan agentes de la cultura inmaterial de otros lugares, como en este caso fue desde Perú. Todo eso nos fortalece y además es congruente con la propuesta de Unesco, que promueve internacionalmente el derecho pleno al patrimonio cultural inmaterial”.

La conclusión de este encuentro reforzó la idea original en relación con la creación del ente: que funcione como una herramienta política sólida para la consolidación de una huella cultural regional fuertemente consolidada.