Fue dentro del programa de Sanidad Escolar y participaron referentes de los programas de Centros de Salud y hospitales de Neuquén.

Se realizó el primer encuentro del año del Programa de Sanidad Escolar (ProSanE) en el auditorio Don Felipe Sapag del hospital Bouquet Roldán. En el mismo participaron referentes del programa de Centros de Salud y hospitales de la ciudad de Neuquén, según informó el ministerio de Salud de la provincia.

Silvia Gómez, coordinadora del programa en la cartera sanitaria provincial, expresó durante la apertura que “junto al Director Provincial de Educación, Danilo Casanova y los siete supervisores de Neuquén capital, convocamos a todos los Centros de Salud y hospitales que ya estaban trabajando en el programa y los Centros de Salud que comenzarán a trabajar en el año 2014”.

En el primer encuentro, Gómez comentó “realizamos una devolución de lo trabajado durante el 2013 y comenzamos a planificar este año e hicimos un reconocimiento a Centros de Salud que han trabajado mejor el año pasado”. Al finalizar la jornada se entregó un presente por el trabajo realizado en 2013 a los tres mejores equipos que fueron el Hospital Bouquet Roldán, el Centro de Salud Progreso y el Hospital Heller.

Además de la pediatra Silvia Gómez, el equipo del ministerio de Salud de la provincia que integra el programa está compuesto por: Alfonsina Iglesias, nutricionista, Graciela Perotti, como referente de Odontología, y el Licenciado Danilo Ibáñez, que se incorpora este año como coordinador logístico.

El Programa

El ProSanE es un programa desarrollado por el Ministerio de Salud de la Nación, con el fin de evaluar el estado de salud y detectar tempranamente los riesgos y problemas de los niños escolarizados. En el programa se proponen objetivos generales como el disminuir la morbimortalidad y la deserción de los niños escolarizados, garantizar la cobertura universal y fortalecer la intersectorialidad entre Salud y Educación, mediante estrategias de atención primaria de la salud.

Dentro de los objetivos específicos se consideran: realizar un diagnóstico de situación de los niños de 1° y 6° grado, con una mirada integral, detectando precozmente las patologías y referenciándolas al primer nivel de atención o a un nivel de mayor complejidad y establecer una mejor articulación con Educación, ya que la idea es que las escuelas funcionen también promocionando la salud hacia el interior de la familia y la comunidad en general.