Se desarrolló hoy en dependencias del CCI Hue Quiñe, ubicado en el barrio San Lorenzo de esta capital.

De acuerdo con lo informado por el ministerio de Salud y Desarrollo Social, se desarrolló hoy el primer encuentro de directores de los Centros de Cuidados Infantiles, conocidos como CCI, en dependencias del CCI Hue Quiñe, ubicado en el barrio San Lorenzo de esta capital.

Estuvo presente el representante de la Comisión de Promoción y Asistencia de los Centros de Desarrollo Infantil Comunitarios de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del ministerio de Desarrollo Social de la  Nación, Milton Bidese, y la subsecretaria de Familia del ministerio provincial, Dora Okstein.

Claudio Negrín, director de Centros de Cuidados Infantiles de la provincia –que dependen de la subsecretaría de Familia– dijo que “esta reunión fue la primera que hacemos con todas las directoras para trabajar en el funcionamiento del programa, evaluando obstáculos y dificultades y propiciar las capacitaciones necesarias que están dentro del Plan Nacional de Primera Infancia”.

Treinta directoras de Centros Comunitarios Infantiles de toda la provincia se dieron cita para compartir el día a día del funcionamiento de cada lugar, ya que todos tienen su identidad y sus particularidades. Una jornada para la reflexión y el diagnóstico que les permitirá avanzar en el mejor abordaje de las situaciones familiares y comunitarias para los niños que, como la ley lo indica, cada uno es sujeto de derecho.

La jornada se dividió en dos etapas. En la primera se trabajó en la realización de un diagnóstico de funcionamiento del programa de CCI de la provincia. Se evaluaron los obstáculos y las herramientas para allanarlos, y a partir de esto empezar a delinear posibles propuestas o proyectos para mejorar el programa y el servicio de manera integral.

En la segunda etapa de la jornada “además de evaluar el funcionamiento actual del programa, buscamos elementos para mejorarlo en cuanto al horario, el abordaje de la población que estamos atendiendo y los recursos con los que contamos”, dijo Negrín.

Por su parte, Milton Bidese dijo que en este primer encuentro se busca hacer un recorrido diagnóstico “para saber dónde estamos y cómo se viene trabajando en políticas de primera infancia y desde ahí potenciar una serie de actividades que están previstas en el Plan Nacional de Primera Infancia y que empezaremos a trabajar en septiembre en la provincia”.

El Plan Nacional de Primera Infancia, fue presentado en abril de este año, como herramienta para garantizar el desarrollo integral de niños y niñas de 45 días a 4 años de edad inclusive en situación de vulnerabilidad social en pos de favorecer la promoción y protección de sus derechos y es instrumentado en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social.

Los objetivos son la promoción y el fortalecimiento de espacios de cuidado; el abordaje integral de niñas y niños en su primera infancia, que garanticen una adecuada y saludable nutrición; la estimulación temprana y promoción de la salud; propiciar las condiciones de participación activa en el ámbito familiar y comunitario que faciliten el proceso de crianza y desarrollo de niños y niñas; y la promoción del fortalecimiento intrafamiliar y comunitario.

Centros de Cuidados Infantiles funcionan de 7.30 a 16, de lunes a viernes. “Están pensados para población infantil de 45 días y hasta los tres o, en algunos casos, hasta los cuatro años; atendemos a la población más vulnerable, generalmente son hijos provenientes de familias de pocos recursos que no pueden pagar otros sistemas de cuidados, mamás soltera y, en algunos casos, población que tiene pedido de la justicia u otros programas u otras organizaciones que atienden familias y nos piden la incorporación a los centros, y también a algunos chicos que están en hogares”, dijo Negrín.

En los centros hay diferentes salas. Una que es lactario y tiene bebés desde los 45 días hasta el año u año y medio, donde hay alrededor de cinco bebés por educadora. Hay una sala que es para los deambuladores, que serían de dos a tres años. Las actividades son acorde a la edad.

Negrín también comentó “ingresan, desayunan, almuerzan y, en algunos casos, también se les da un refrigerio, un refuerzo antes de irse y, en otros casos, los centros preparan alguna vianda para los menores en el caso de familias de muy escasos recursos para la noche”.

“Este es el único programa preventivo porque se trabaja con los niños en los primeros días de vida, y con la familia para brindarle herramientas de crianza, y así poder trabajar con los vínculos de manera preventiva”, concluyó Negrín.