Además, se ofrecen capacitaciones en toda la provincia para la conformación de nuevas iniciativas textiles. El área de Talleres Productivos presentó esta semana la producción de 340 prendas confeccionadas para distribuir en Hogares y CCI.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que se reactivaron 35 talleres productivos en la zona Confluencia y que se brindan capacitaciones en toda la provincia para la conformación de nuevas iniciativas textiles.

Dentro de la dirección general de Huertas, Emprendimientos Comunitarios y Talleres Productivos de la subsecretaría de Desarrollo Social, el área de Talleres Productivos está a cargo de Liliana Beccaría, quien presentó esta semana la producción de 340 prendas confeccionadas para distribuir en Hogares y Centros de Cuidados Infantiles (CCI). Esta producción de insumos fortalece esas áreas de gobierno y el dispositivo de asistencia directa, reduciendo costos y promoviendo el trabajo de mano de obra neuquina.

Beccaría señaló que “esta modalidad de trabajo de confección existía hace más o menos 20 años atrás, cuando se dio el auge de los talleres productivos en la provincia”, y remarcó que “con la llegada del gobernador Omar Gutiérrez y con el apoyo del subsecretario de Desarrollo Social, Diego Cayol se pudieron reactivar y poner a producir 35 talleres productivos en la zona Confluencia que llevaban casi 10 años en el olvido. Además, se continúan brindando capacitaciones en toda la provincia para la conformación de nuevas iniciativas textiles”.

El objetivo es múltiple, por un lado, ofrecer una oportunidad de trabajo para hombres y mujeres, mediante la capacitación y el perfeccionamiento; y por otro, generar oportunidades para que la comunidad y el municipio puedan sustituir la compra de prendas e insumos por la producción de estos talleres.

La funcionaria expresó que “darles trabajo a los talleres productivos representa un ahorro respecto de la compra de los mismos insumos”, y agregó que “con la misma calidad, confeccionamos prendas como delantales que, por ahora, pueden ser utilizadas por personal en dependencias de la subsecretaría de Familia como los Hogares o los CCI, o ambos para Salud. Antes de fin de año vamos a estar en condiciones de producir ropa de trabajo más compleja como mamelucos, camisas, guantes, y otras prendas”. Cada integrante de los talleres recibe un monto de dinero por cada prenda que confecciona, por lo que sus ingresos dependen directamente de su productividad.

“En casos de emergencias como incendios, inundaciones o evacuaciones, prendas como los conjuntos de jogging, complementan la intervención de Desarrollo Social para asistir a las familias más vulnerables, del mismo modo que con los colchones, frazadas o módulos alimentarios”, explicó, pero aclaró que “la diferencia es que, en vez de comprarlo a un proveedor, todo esto le dio trabajo a neuquinos agrupados en talleres productivos”.

En el interior

La funcionaria recordó que se llevaron adelante capacitaciones de corte y confección en Villa El Chocón y Picún Leufú; y que prontamente se darán en Piedra del Águila, Taquimilán y Las Coloradas.

En relación con la programación de las actividades para lo que resta de 2017, adelantó que “para la segunda mitad de año tenemos previsto lanzar un nuevo módulo de capacitación para confección de accesorios de baño como cortinas, alfombras, cobertores de sanitarios y accesorios en general, lo que genera oportunidades para proveer a emprendimientos turísticos como hoteles y cabañas, a un precio competitivo y con un impacto positivo directo, tanto para el empresario como para la gente del taller”.