Se trata de un compilado de experiencias desarrolladas desde las Agencias Territoriales de Nación en villas de grandes ciudades. Fue en el oeste neuquino y estuvo destinada a representantes barriales y organizaciones civiles.

Se presentó esta tarde el libro “Agencias territoriales de acceso a la justicia, experiencias de abordaje comunitario del ministerio Público Fiscal”. La actividad que se llevó a cabo en la intersección de las calles de Racedo y Novella del oeste capitalino, estuvo encabezada por el ministro de Ciudadanía, Gustado Alcaraz; el director general de Acceso a la Justicia del ministerio Público Fiscal de la Nación, Julián Axat, junto a funcionarios, representantes de barrios y asociaciones civiles neuquinas.

La presentación fue iniciativa de la Organización Juvenil del Oeste (OJO) y se dio en el marco de un trabajo articulado con la subsecretaría de Gobierno y Justicia a cargo de Juan Pablo Prezzoli y el ministerio de Ciudadanía.

La publicación se trata de un compilado de experiencias sobre el acceso a la justicia en sectores vulnerables recopiladas por Agencias Territoriales de Nación, conocidas también como Atajos, y que funcionan desde 2015 en villas de Buenos Aires y también de Rosario y Mendoza.

“Venimos a compartir una mirada que tenga que ver con la palabra justicia: Cercanía, lejanía y construcción comunitaria”, inició Alcaraz. “Cuando uno transita este camino encuentra pares en otros lugares y cuando eso pasa, pone sobre la mesa cuestiones que lo interpelan. La construcción es de abajo hacia arriba en función con lo comunitario y, en esto, interpelar desde la justicia lo que se está trabajando con los barrios”, agregó.

La presentación fue iniciativa de la Organización Juvenil del Oeste (OJO) y se dio en el marco de un trabajo articulado con la subsecretaría de Gobierno y Justicia, y el ministerio de Ciudadanía.

“Esta experiencia revoluciona el concepto de justicia porque muchas veces ella se presenta como algo distante, lejano desde lo territorial y, desde lo simbólico, parece algo inaccesible. Esta experiencia –en referencia a la materia prima de la publicación- revoluciona el concepto”, completó.

Por su parte, el director general de Acceso a la Justicia del ministerio Público Fiscal de la Nación, Julián Axat, explicó que la modalidad de intervención social de las oficinas de Atajos, consiste en el trabajo sobre la toma de denuncias y acompañamiento a las víctimas ante casos de delitos que se cometen en espacios vulnerables.

“El Poder Judicial no es solo la justicia. A ella la construimos entre todos y cuanto más cerca estamos de las instituciones y el Estado, más cerca se siente la ciudadanía en un concepto de democracia próxima, participativa, y donde los derechos humanos son la posibilidad de realización”, aseveró.

En consecuencia, destacó que luego de tres años de actividades, desde Atajos se socializan los resultados de este proceso de inserción bajo “la idea de que es posible en el resto del país practicar formas de justicia comunitaria, de hacer posible que el Poder Judicial se acerque a la ciudadanía y de hacer posible que la ciudadanía se acerque al Poder Judicial”.
A su vez, Ajax comentó que la provincia del Neuquén es territorio para replicar la experiencia y que en este punto, “se abre un proceso que podría ser institucional para que aquí se adopten mecanismos de proximidad judicial dentro de lo que ya tiene la jurisdicción”. En tal sentido, remarcó que sería “una manera de complementar las experiencias que ya posee y adaptarlas en un nuevo sentido de justicia próxima y comunitaria”.

Otro de los oradores durante la presentación fue Gerónimo Lombardo de la Organización Juvenil del Oeste, quien agradeció al ministerio de Ciudadanía y al Público Fiscal de Nación pro acercar los resultados de la experiencia y explicó que la interferencia en el acceso al a justicia desde sectores vulnerables, radica en que “a veces se personifican las instituciones y esa es una falla importante porque tiene que institucionalizarse el trabajo”.

“Lo importante es lograr que exista una red que vincule a las instituciones como tal y que se pueda dar un abordaje en las problemáticas más directas. Vamos a seguir trabajando desde los barrios para que el vecino tenga el acompañamiento y asesoramiento que muchas veces no encuentra”, finalizó.

“Venimos a compartir una mirada que tenga que ver con la palabra justicia: Cercanía, lejanía y construcción comunitaria”, inició Alcaraz.