La provincia tiene 60 días para decidir cuál de las tres empresas que se presentaron será la encargada de realizar las tareas de preservación y limpieza de este sitio de la memoria.

Con la presencia del subsecretario de Gobierno, Juan Pablo Ponchiardi, esta mañana se realizó la apertura de sobres de la licitación para la limpieza histórica de tres pabellones de la ex U9. El acto tuvo lugar en la sede de la dirección provincial de Administración del ministerio de Gobierno y Seguridad, con la participación de  tres empresas que presentaron propuestas para realizar tareas de limpieza y preservación de los pabellones 8, 10 y 11 de la ex unidad de detención.

En la licitación privada que organizó el ministerio de Gobierno y Seguridad, se presentaron la cooperativa Borlenghi, Grupo CBS y Falken Srl. Ahora resta el análisis que hará la dirección provincial de Administración, para determinar si las tres ofertas cumplen con todos los requisitos. En el transcurso de 60 días, que es el plazo de mantenimiento de oferta, se tendrá que adjudicar la contratación del servicio. “Esperemos que este hecho importante lo podamos materializar antes de que termine el año”, expresó Ponchiardi.

El pliego de licitación establece que, una vez adjudicado el servicio, la empresa elegida tendrá un plazo de 15 días para empezar los trabajos. 

Además de ajustarse al pliego de bases y condiciones, para participar de la licitación las empresas tuvieron que hacer una visita de los tres pabellones. Además, tuvieron que realizar una capacitación teórico- práctica que organizó el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, para la prestación de servicios de limpieza de “sitios de la memoria”.

“El servicio de limpieza que se preste ahí es especial. Hay que preservar los pabellones, conservarlos sin alterarlos, porque la idea es ponerlos en valor para que sean puestos a disposición de la ciudadanía y que se pueda conocer el testimonio de lo que pasó allí”, explicó Ponchiardi.

Los pabellones 8, 10 y 11 estarán afectados al cuidado de documentos y memoria del lugar. Su limpieza implica la remoción de la suciedad y escombros, sin intervenir sobre el resto de las paredes y espacios donde hubo personas detenidas durante la última dictadura militar. En ese marco, el Juzgado Federal de Neuquén emitió una medida cautelar para preservar estos espacios, de modo que no sean demolidos ni intervenidos de determinada forma que pudieran llegar a borrar lo sucedido.

Vale recordar que estos espacios son objetos de prueba de la justicia federal por causas de delitos de lesa humanidad, motivo por el cual a la ex cárcel se la considera en la actualidad como “sitio de la memoria”, conforme a la ley nacional 26691.

El pliego de licitación establece que, una vez adjudicado el servicio, la empresa elegida tendrá un plazo de 15 días para empezar los trabajos.