A través de Cordineu se llevan adelante obras de infraestructura básica y complementaria en el Este capitalino, que se suman a la presencia de la gestión provincial a través del deporte y la cultura.

La Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén Sociedad del Estado (Cordineu SE), cuya presidencia ejerce actualmente el gobierno neuquino, está invirtiendo 25 millones de pesos en diferentes sectores del barrio Confluencia de Neuquén capital para mejorar la infraestructura y el acceso a los servicios de esa parte de la ciudad.

Esta inversión se suma al fuerte desarrollo en materia cultural, deportiva y social que lleva adelante el gobierno neuquino en el mismo barrio, donde en los próximos días se inaugurará la primera cancha de fútbol con superficie sintética de esa parte de la ciudad, en un predio que hace un año era un terreno casi abandonado.

Esta inversión se suma al fuerte desarrollo en materia cultural, deportiva y social que lleva adelante el gobierno neuquino en el barrio Confluencia.

La presidenta de Cordineu, María Laura Vilche informó que ya se firmaron los contratos de obra, cuyo plazo de ejecución es de 180 días corridos. Las tareas se dividen en diversos contratos para realizar obras de redes cloacales en calles troncales del barrio como Obrero Argentino, Boerr, Chocón, Copahue y Los Álamos.

También se construirá una planta de bombeo y red de impulsión desde calle Boerr y Obrero Argentino hasta la planta Tronador del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS). A su vez se construirá una red de alumbrado público en las calles Richieri, Obrero Argentino y Figueroa, entre otras.

Vilche explicó que, al mismo tiempo, Cordineu está realizando otras obras dentro de la isla 132; y también en el barrio Río Grande.

“Los contratos se firmaron la semana pasada y ahora se están designando inspectores de obras. Hay una fuerte decisión política del gobierno neuquino de apostar al desarrollo de toda el área de influencia de Cordineu; y muy particularmente del barrio Confluencia”, señaló Vilche.

Adelantó además que la semana pasada se vendieron dos lotes importantes a un privado y al Consejo de Ciencias Económicas. “Esas ventas de tierra permiten obtener fondos para mantener e incrementar el plan de obras de Cordineu, cuyo objetivo es mejorar la calidad de los vecinos de este sector de la ciudad”, concluyó.

“Hay una fuerte decisión política del gobierno neuquino de apostar al desarrollo de toda el área de influencia de Cordineu; y muy particularmente del barrio Confluencia”, señaló Vilche.