Se trata de equipamiento específico que permitirá realizar la tipificación genética que, hasta entonces, se hacía de forma manual. 

Con motivo de profundizar la tecnología en lo que respecta a la donación de órganos, la semana pasada llegó al Laboratorio Central equipamiento para el área de Histocompatibilidad. El mismo representó un monto cercano a los 700 mil pesos y se trata de un extractor de ácido nucleico automatizado. Con estas incorporaciones, en el laboratorio se podrá realizar la tipificación genética de pacientes en proceso de inscripción en la lista de espera y de posibles dadores y receptores de órganos, procesos que antes se debían desarrollar en Buenos Aires mediante el envío de las correspondientes muestras.

De esta manera, se remplazarán los procedimientos manuales y se podrá hacer análisis en forma simultánea, disminuyendo riesgos de contaminación, lo que optimizará la calidad en los procesos, a partir de la incorporación de tecnología de punta para las prestaciones diarias que se realizan en el sistema de salud.

La jefa del Laboratorio Central de la cartera sanitaria, Melina Mazzeo explicó que “el equipamiento fue adquirido a través de fondos del INCUCAI” y enmarcó esta acción en la decisión del organismo de formar Laboratorios de Histocompatibilidad en el país. En ese contexto, el INCUCAI seleccionó a la provincia del Neuquén como referente de la región Patagonia Norte (Río Negro, La Pampa y Neuquén).

El monto de inversión total alcanzará a los 2 millones y medio de pesos. Hasta el momento INCUCAI ya otorgó 700 mil pesos, a lo que se adicionarían dos desembolsos más. El monto global permitirá la adquisición de distintos equipamientos, entre ellos: accesorio de fluorescencia de mercurio para el microscopio; heladera tipo exhibidora, capacidad 402L; termociclador life express; espectrofotómetro para ácidos nucleicos; y freezer ultrafrío; además de reactivos varios para comenzar con las actividades.

Mazzeo indicó que contar con este tipo de tecnología “nos agiliza el manejo en general del laboratorio, porque trabajamos con muestras derivadas de todos los hospitales de la provincia, de hospitales privados, de áreas como bromatología, muestras ambientales y de zoonosis, brindando un servicio al resto de los laboratorios”.

Al respecto, Luis Pianciola, director técnico del Laboratorio Central explicó que la incorporación representa “un adelanto para un laboratorio que ya tiene bastantes adelantos, porque es el único laboratorio molecular de la provincia y es uno de los laboratorios más importantes de la Patagonia en el tema; lo que nos faltaba era automatizar la extracción de DNA, que es la primera parte en todos los estudios moleculares que hacemos y eso nos va a permitir procesar muchas más muestras por día y dar una mejor respuesta tanto en lo asistencial como en la investigación”.

Un extractor de ácidos nucleicos permite realizar el primer paso en las reacciones de biología molecular. Se utiliza para amplificar un fragmento de DNA o ADN lo que facilita la identificación, con una muy alta probabilidad de virus, bacterias, personas de las que se desconoce su identidad, la tipificación genética de personas y además posibilita el desarrollo de investigaciones científicas.