El gobierno provincial, a través del EPEN, informó que, además, se repotenciarán 17 escuelas rurales. El gobernador Omar Gutiérrez sostuvo que con estas acciones “se mejora sustancialmente la calidad de vida de cientos de familias”.

El gobierno provincial informó que a partir de esta semana la luz llegará a los lugares más alejados de los centros urbanos de la provincia, los cuales no cuentan aún con conexión a la red ni abastecimiento de energía de ningún tipo. A través del Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales que coordina la Nación, y supervisados por el área de energías alternativas del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), se instalarán 780 equipos fotovoltaicos que se sumarán a los 2.320 que el organismo mantiene a lo largo del territorio.

Los primeros trabajos se iniciaron en la zona sur de Neuquén, en el área de influencia de Junín de los Andes, donde la gran mayoría se destinará a las comunidades Raquithue y Lafquenche, ubicadas en la zona del Lago Huechulafquen y Paimun. Otras solicitudes –que completan casi 80 en esa zona- se distribuyen en el área de Huechulafquen -en la boca del río Chimehuin-, en El Contra y en cercanías a Tromen (paso Mamuil Malal).

“Estas instalaciones, que permiten llegar con el servicio a poblaciones rurales, se enmarcan en el modelo de provincia que el gobierno neuquino lleva adelante, con medidas que aseguren un Neuquén inclusivo, integrado y sustentable”, expresó el gobernador Omar Gutiérrez. “Estamos dando un paso más para mejorar sustancialmente la calidad de vida de cientos de familias neuquinas”, señaló.

El mandatario resaltó además “la necesidad de profundizar las gestiones que garanticen un mayor equilibrio territorial, a partir de la diversificación económica”. Esto, expresó, “traerá aparejado más y mejores oportunidades de desarrollo y progreso en todas y cada una de las regiones de la provincia”.

Los equipos de paneles solares –por los cuales se firma un contrato de comodato y son instalados en cada vivienda- incluyen sistemas de 200 vatios, baterías de 75 amper/hora, 7 luminarias LED para el interior de las viviendas y 1 exterior, más una salida en 12 Volt y un conector USB. El monto estimado de cada instalación ronda los 2.700 dólares.

Para el desarrollo de los trabajos se aprovechará la época primaveral y estival y continuarán hacia la zona sur donde hay unas 270 solicitudes, la zona norte con 140 solicitudes, el este con 50 y el oeste provincial con más de 320 pedidos que el EPEN fue relevando a lo largo de casi dos años. El plazo estimado de ejecución es de 6 meses a partir de la fecha.

Algunos antecedentes

El EPEN inició su relación con las Energías Renovables en el año 1987, cuando se instaló el primer sistema fotovoltaico en la escuela de La Matancilla en el norte neuquino, un sistema que funcionó hasta hace poco cuando se conectó la escuela al sistema interconectado, gracias al programa de Electrificación Rural llamado Prosap.

A partir de allí, se realizaron varias instalaciones con el programa PERMER y con recursos propios, manteniendo en la actualidad más de 2320 instalaciones fotovoltaicas para usuarios residenciales en localidades y parajes de toda la provincia. Además, se suman a este tipo de instalaciones a base de energía solar unas 40 escuelas rurales, 14 puestos de Gendarmería y 17 Seccionales de Parques Nacionales.

Actualmente, se espera concretar 780 instalaciones en viviendas rurales dispersas y se repotenciarán además 17 escuelas rurales. Con las 780 nuevas, 3100 usuarios contarán con este tipo de energía.

Todas las instalaciones se encuentran en zonas rurales aisladas, sin conexión a la red. El EPEN realiza el mantenimiento, para lo que cuenta con un equipo de técnicos y profesionales y contrata el servicio de mantenimiento con empresas locales.