El objetivo es mejorar la imagen y el entorno de las instituciones educativas de todos los niveles y de toda la provincia.

El Consejo Provincial de Educación (CPE) puso en marcha la campaña “Limpiemos la escuela”, cuyo objetivo fundamental es limpiar todas las escuelas de la provincia, mejorar su entorno y la imagen edilicia de la institución.

En Neuquén capital, hasta el momento se limpiaron las escuelas 115, 190, 295, 347, 354, 347; los CPEM 45 y 69, la EPET 5, el jardín 44 y la escuela especial 1.

La recuperación de recursos y el mejoramiento de la imagen institucional de la escuela es uno de los objetivos más fuertes de la campaña. Los organizadores entendieron que estas iniciativas tienden a despertar conciencia de los ciudadanos sobre la importancia del cuidado ambiental.

Muchas escuelas tienen elementos guardados en el sector de la caldera, por lo que debe ser ordenado para que la subsecretaría de Obras Publicas comience a limpiar y realizar el mantenimiento antes de la llegada del invierno.

La acumulación de artefactos en desuso, bancos rotos y materiales que se apilan en los rincones de las escuelas también son una constante. Es por eso que con la colaboración del Batallón de Ingenieros de Montaña N°6 de Neuquén capital se están trasladando todos estos elementos, que serán reutilizados o reciclados por los soldados; y posteriormente donados al sacerdote de la Iglesia del barrio militar.

El proyecto involucra a todos los funcionarios del sector educativo, a los directivos, docentes, padres y todas las instituciones de la sociedad.

En el interior de la provincia estas tareas se coordinan con los municipios y las comisiones de fomento, además de los distritos educativos.