Se trata de un instrumento que permite el acceso al crédito, ventajas en la producción y comercialización y el fortalecimiento de las organizaciones de pequeños productores.

El acceso al crédito, el fortalecimiento de las organizaciones y mejores condiciones de producción y comercialización son algunas de las ventajas de los fondos rotatorios en el ámbito rural, que son administrados por organizaciones de pequeños productores en distintos puntos de la provincia de Neuquén. Se trata de una herramienta de financiamiento autogestionada y solidaria que viene siendo impulsada desde el ministerio de Desarrollo Territorial y que cuenta con resultados muy satisfactorios.

El fondo rotatorio está destinado a asociaciones de productores con escasa oportunidad de acceso al financiamiento, a quienes se les otorga un aporte que es administrado y entregado a sus integrantes a través de créditos (vía dinero, insumos o equipamiento). Los préstamos apuntan a mejorar y aumentar la producción, las condiciones de comercialización y los ingresos, fortaleciendo a las organizaciones.

De este modo, la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, destacó que “dentro de las distintas acciones que tienen como destinatarios a los pequeños productores, desde el Gobierno Provincial consideramos que los fondos rotatorios son instrumentos muy eficaces y que se han legitimado entre las organizaciones, permitiendo el desarrollo de las actividades productivas”.

Agregó que “es una herramienta de financiamiento que funciona bajo un concepto de solidaridad entre los miembros de una organización, porque quien recibe un crédito debe devolverlo para que se le pueda realizar un préstamo a otro productor y así ampliar el alcance de esta herramienta. Al permanecer en el tiempo, les otorga previsibilidad en sus acciones futuras”.

En la provincia, una de las estrategias de intervención desde el Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa), ha sido la implementación de fondos rotatorios. En este marco, en los últimos dos años se financiaron nueve proyectos por más de 2,5 millones de pesos, alcanzando a cientos de productores.

A esto hay que sumarle otros fondos que se conformaron con recursos de la emergencia rural a través de los Comités Locales de Desarrollo Rural (CLERs). Es el caso del CLER Picún Leufú, donde se administra el Fondo Solidario de Desarrollo Agropecuario (FOSDA).

Roberto Sánchez, presidente de la Asociación Crianceros Unidos de Picún Leufú, consideró que “creo que estamos muy bien encaminados, porque de esta manera nunca nos quedamos sin fondos, en forma permanente se puede ir asistiendo a los crianceros. Ellos pagan una cuota, se les entregan los insumos y luego siguen pagando el préstamo”.

Diversidad

Los fondos rotatorios tienen una dispersión territorial importante: se están implementando en asociaciones y cooperativas integradas por productores de Los Chihuidos, Picún Leufú, Centenario, Taquimilán, varios departamentos de la zona Centro, Villa Traful y Villa La Angostura. Alcanzan a productores de ganado caprino y bovino, pasturas, hortícolas, de fruta fina y otros que elaboran manufactura de cueros caprinos y vacunos.

Los préstamos se han utilizado para la compra de forraje, reproductores, prefinanciamiento de acopio de fibra, adquisición de equipamiento e insumos para la actividad hortícola, pieles, plantines e insumos para elaboración de dulces y conservas, entre otros destinos.

El otorgamiento de los recursos, además, ha estado acompañado de diversas instancias de capacitación a las organizaciones y a técnicos para optimizar su uso y alcance.

Experiencias

En la zona de Picún Leufú, el fondo rotatorio permite a los productores acceder a forraje, tanques, alambrado para cerramientos y alfalfa entre otros.

A partir de la entrega de 300 mil pesos que son administrados en el CLER Picún Leufú, en el último año y medio se realizaron compras por 825 mil pesos, alcanzando un recupero del 182% y beneficiando a 95 familias productoras.

Las compras se realizan en base a un relevamiento de necesidades de los productores, quienes reciben directamente los insumos y devuelven el préstamo, teniendo distintos plazos de pago y con tasas de interés muy bajas.

La Asociación de Criadores de Cabra Angora de Neuquén (ACCAN), que nuclea a productores de la zona Centro, recibió en enero de 2013 un aporte de 675 mil pesos para la ejecución de un fondo rotatorio.

Los préstamos se destinan al prefinanciamiento de acopio de lana y mohair (permite acopiar la fibra y realizar la venta en conjunto en la época de mejores precios), adquisición de reproductores mejoradores, financiamiento de la esquila, compra de semillas y pago de horas máquina. Al mes de marzo de este año, ya se habían otorgado 179 créditos.

El fondo rotatorio también está en funcionamiento en la Cooperativa Agropecuaria, Hortícola y Apícola 6 de Agosto, integrada por productores hortícolas de Centenario y Vista Alegre, con el objetivo de incrementar la producción y comercialización de sus cultivos.

Ya se entregaron 19 créditos por un total de 475 mil pesos que se destinaron a la compra de insumos (fertilizantes y guano), y a inversiones para lograr el mejoramiento del sistema de riego (incorporación de riego por goteo). Con el recupero, se planifican nuevos préstamos.