Se trata de una obra de 22 kilómetros que permitirá el transporte de los residuos cloacales del Oeste de la ciudad de Neuquén hacia la planta de tratamiento Tronador. La inversión supera los 310 millones de pesos.

Audio Omar Gutiérrez – Gobernador

Audio Pablo Bereciartúa – Subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación

El gobernador Omar Gutiérrez y el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa firmaron hoy el acta de inicio para la ejecución de la primera etapa de la Colectora Cloacal del Oeste II, que permitirá ampliar y mejorar el sistema de recolección y transporte de líquidos cloacales, atravesando la ciudad desde el extremo Oeste hacia la planta Tronador.

El acto tuvo lugar en el club El Biguá, a la vera de uno de los brazos del río Limay. También estuvieron presentes los subsecretarios de Recursos Hídricos de la provincia, Horacio Carvalho, y de Protección Ciudadana y Defensa Civil, Vanina Merlo; y el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán, entre otras autoridades.

“Son 22 kilómetros de cañería que permitirán terminar con los desbordes cloacales y mejorar la calidad de los sectores más vulnerables de ese sector de la ciudad, pero que en realidad van a beneficiar a todos los habitantes porque forman parte de un sistema donde contamos con la Colectora Central Máxima que ya inauguramos”, expresó el gobernador.

El presupuesto total de la obra es de 311 millones de pesos y será financiada en dos terceras partes por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y el tercio restante por el gobierno provincial. El plazo de ejecución es de 720 días.

Gutiérrez recordó que la planta de tratamiento Tronador fue ampliada de 7 a 12 módulos y que “están proyectados dos módulos más para que pueda satisfacer la demanda de 450 mil habitantes”. Afirmó: “Tenemos infraestructura con proyección de futuro, porque hoy Neuquén capital tiene 280 mil habitantes”.

La Colectora Cloacal del Oeste II contará con un tramo a gravedad y otro a impulsión.

“Estamos llevando adelante obras importantísimas en la ciudad de Neuquén, que permiten acompañar el crecimiento demográfico y poblacional”, aseguró y añadió que son “obras que quizás no luzcan mucho porque quedan debajo del suelo, pero son las que fortalecen y garantizan el porvenir y el futuro”.

El gobernador también anunció que se consensuó con el gobierno nacional la financiación de un tramo del saneamiento del arroyo Durán que había quedado fuera del proyecto original. “Se trata del sector de los dos puentes comprendidos entre la calle Río Negro y la Avenida Olascoaga, que implican una inversión de dos millones de dólares”, expresó.

Al mismo tiempo, destacó que “estamos a un paso de que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) autorice la adjudicación final y comenzar con la primera etapa del saneamiento y modernización del arroyo Durán”. Dicha obra requerirá una inversión aproximadamente de 22 millones de dólares y la primera etapa insumirá 6 millones de dólares.

“Esto es fruto también de la excelente predisposición y acompañamiento del gobierno nacional para llevar adelante estas obras y además porque todos los recursos técnicos, los empleados públicos, Recursos Hídricos y el EPAS tienen los proyectos”, finalizó.

Durante el acto, Carvalho explicó la obra que concretó la provincia en ese lugar, que permite descomprimir el caudal del arroyo Durán en caso de tormentas extraordinarias. “Se invirtieron 1.800.000 pesos para solucionar esta especie de cuello de botella que teníamos aquí, y poder derivar el excedente de agua -en caso de ser necesario- hacia el brazo norte del río Limay, que pasa frente a los clubes deportivos”, señaló.

“Estamos llevando adelante obras importantísimas en la ciudad de Neuquén, que permiten acompañar el crecimiento demográfico y poblacional”, destacó el gobernador.

Comentó que los trabajos respetan el proyecto integral del saneamiento del arroyo Durán y que “no se trata de una obra improvisada, sino que se hizo a pedido del gobernador para que algunos sectores no tuvieran el mismo problema que ya padecimos durante las grandes tormentas”.

Por su parte, Bereciartúa dijo que para el gobierno nacional “la infraestructura hoy es una prioridad a través del Plan Agua, que representa en conjunto licitaciones en todo el país por más de 40 mil millones de pesos”.

Destacó el beneficio de “trabajar en conjunto” y afirmó: “Me voy con una sensación muy positiva de ver que se avanza en temas concretos en una provincia extraordinaria como Neuquén, que cuenta con una enorme cantidad de recursos y con la gran capacidad de su gente”.

Colectora Cloacal del Oeste II

La obra consistirá en la construcción de una colectora dividida en dos tramos, uno a gravedad y otro por impulsión. El primero de ellos representará el tendido de 12 mil metros de cañería de PVC y PRFV en diámetros que oscilan entre los 355 y 1.200 milímetros. Este tramo estará constituido por dos ramales principales que se unirán en la intersección de las calles Laprida y Crouzeilles.

El primer ramal nacerá en el barrio Toma 7 de Mayo y captará la totalidad del efluente hasta ese punto, aliviando de ese caudal a la actual colectora. Continuará hacia el Oeste y en su recorrido captará los caudales provenientes de los pozos de bombeo de los barrios Municipal e Hibepa. El segundo ramal nacerá en la intersección de las calles Trenque Lauquen y Pergamino y continuará por ésta última hasta la calle Laprida, que recorrerá hasta conectarse con el ramal principal que desciende por calle Crouzeilles.

El gobernador, el subsecretario nacional de Recursos Hídricos y representantes de la empresa firmaron el acta de inicio de la obra.

Desde este punto la colectora se unificará en una sola cañería, atravesará Canal V, el aeropuerto y emergerá a la altura de la calle Ituzaingó. Luego de atravesar las calles Zeballos, San Martín y las vías, continuará hasta la Ruta Nacional Nº 22, hasta la calle Maquinchao y transitará por ésta última hasta la calle María Elena Walsh en la intersección con San Ignacio.

La colectora a gravedad arribará al predio del EPAS ubicado en las calles Catan Lil y Puerto Deseado, donde se construirá una nueva estación de bombeo.

El segundo tramo de la obra, por impulsión, tendrá una longitud total de 8.210 metros en cañería de hierro dúctil de 800 milímetros de diámetro. La traza de la cañería atravesará la ciudad de Oeste a Este para llegar a la calle Tronador, donde finalmente ingresará a la planta para iniciar el proceso de tratamiento de los líquidos cloacales.

Con un período de diseño de 20 años, esta obra dará respuesta a uno de los grandes requerimientos en materia de saneamiento de los vecinos de los barrios Canal V, Gran Neuquén Norte, Cuenca XV y XVI, Gran Neuquén Sur, Hibepa, San Lorenzo Norte y Sur, Valentina Norte Rural y Urbana, Valentina Sur Rural y Urbana.